Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ingenieros piden que se acabe el segundo cinturón de Palma

El Colegio balear reclama la urgente mejora del torrente de Sant Llorenç y la ampliación de la depuradora palmesana

Se insiste en que se debe de mejorar el torrente de Sant Llorenç tras la inundación de 2018.

Es absurdo haber hecho una inversión millonaria desdoblando el segundo cinturón de Palma en su tramo central y no concluir el proyecto desarrollando el enlace de este eje con la autopista del aeropuerto y prolongándolo hasta la carretera de Valldemossa, según destacaron ayer el decano y el secretario del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de las islas, Juan Antonio Esteban y Alejandro Asensi respectivamente, que situaron estas actuaciones entre las prioridades que las Administraciones deberían fijarse para impulsar durante este año. Junto a esta obra, entre los proyectos que se deberían ejecutar de forma prioritaria en Mallorca señalaron también la mejora del torrente de Ses Planes (Sant Llorenç) y la ampliación de la depuradora de Palma.

Los responsables de este organismo han decidido hacer un informe anual sobre las deficiencias más graves en las infraestructuras de Balears, y en el caso de las carreteras dependientes del Consell de Mallorca se destacó ayer el que siga sin completarse el segundo cinturón de Palma, recordando los atascos que se generan en el enlace de éste con la autopista del aeropuerto, especialmente durante el verano, tras haber levantado un nuevo centro comercial en ese punto.

En la lista de actuaciones prioritarias se incluye la mejora del enlace entre la autopista de Inca y la Vía de Cintura especialmente cuando se pretende circular por esta última en dirección a Andratx; completar el enlace de la carretera de Sóller sobre la vía de cintura; y acometer una mejora integral de la intersección de la carretera de Sóller con el Camí dels Reis, a lo que debería de sumarse el desdoblamiento de este último en varios tramos, como en la zona de Son Espases.

Los ingenieros añaden la necesidad de ejecutar el refuerzo del firme en la vía de cintura, en el eje Peguera-Port d’Andratx, o de la autopista del aeropuerto junto al Molinar, para mejora la seguridad vial.

En el apartado de recursos hídricos, se hizo hincapié en la urgente necesidad de mejorar el torrente de Sant Llorenç, con la inclusión de la variante en esta población, tras la catástrofe que se registró en esa zona en 2018. En este sentido, se fue especialmente crítico con el hecho de que no se haya desarrollado ninguna actuación en relación a este tema.

También se defendió la necesidad de mejorar el cauce de Torrent Gros y Bàrbara.

Otra de las actuaciones que debería tener un carácter prioritario es la ampliación de la depuradora de Palma por parte de Emaya para evitar vertidos de fecales en el mar, y en este sentido se recordó que durante los meses estivales se ha tenido que prohibir el acceso a playas tan frecuentadas como las de Ca’n Pere Antoni, Es Portixol y el Molinar, y Ciudad Jardín.

En el apartado de puertos se señaló la conveniencia de desarrollar obras en el de Cala Rajada y de adecuar las explanadas de embarque de mercancías y pasajeros en el de Alcúdia. También se reclamó el inicio de la remodelación del Paseo Marítimo de Palma.

Los representantes del citado organismo colegial hicieron hincapié en la necesidad de evitar que los proyectos de infraestructuras se politicen, y se señaló lo ilógico que resulta que el desarrollo de un tranvía en Palma sea considerado un proyecto de ‘izquierdas’, mientras que en Madrid es de ‘derechas’.

Aunque no se ocultó que las ayudas que se han tenido que activar por parte de las Administraciones para paliar los daños generados por la pandemia han podido menguar las arcas públicas, se insistió en que se deben de priorizar las inversiones a ejecutar, y se alegó en que las antes enumeradas son las que resulta más urgente afrontar.

Tanto el decano como el secretario del Colegio defendieron la ejecución del citado tranvía entre Palma y el aeropuerto y la prolongación del metro hasta el hospital de Son Espases. Respecto a este último, se reconoció que éste no tiene mucho sentido si se mantiene solamente una línea ya que equivale a «matar moscas a cañonazos».

Compartir el artículo

stats