El sindicato UGT y sus delegados y simpatizantes se concentraron ayer en Son Espases para reclamar la recuperación de la jornada semanal de 35 horas que le hurtó al personal sanitario en 2012 el Govern de José Ramón Bauzá. «En otros sectores ya la han recuperado de manera oficiosa. Por eso, tras una pandemia durísima ya no nos basta con los aplausos. Queremos que nos devuelvan ese derecho», reclamó Aurora López, responsable de UGT.