Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca se queda sin pescado fresco de la península ni lechuga iceberg por los piquetes

A Mercapalma han llegado un 40 % menos de camiones, se vaticina que la semana que viene faltarán frutas exóticas - Los puertos de Valencia y Barcelona, a ralentí por la acción de los piquetes sobre todo en los polígonos y los retrasos para llegar

El abastecimiento de patatas, cebollas, frutas y cítricos continúa con normalidad. DM

Los estragos de las protestas de los transportistas en la península han dejado este viernes a Mallorca sin pescado fresco ni lechuga iceberg. Por la acción de los piquetes, los pescadores del Cantábrico y Andalucía están dejando de faenar porque el género se les echa a perder. A Mercapalma han llegado un 40 % menos de camiones respecto a una jornada normal y escasean hortalizas.

Desde el centro logístico y de comercialización agroalimentaria balear se vaticina que la semana que viene faltarán frutas exóticas. Lechuga iceberg ya no hay al tratarse de un producto que viene de la España peninsular. Por otro lado, a los puertos de Valencia y Barcelona siguen llegando menos camiones por el boicot de los transportistas. Baleària está registrando un 25% menos de volumen de carga en sus buques, por la acción de los piquetes en polígonos y los retrasos para llegar a tiempo a las instalaciones portuarias.

Un «efecto devastador»Texto

Las patronales agroalimentarias y de gran consumo, ANGED y ASEDAS, entre otras, denuncian «el efecto devastador» en toda la cadena de suministro de alimentación (sector primario, industria, transporte y distribución) por el recrudecimiento de las acciones de los convocantes del paro.

Las pérdidas a nivel nacional alcanzan 600 millones de euros y se ponen en peligro más de 100.000 puestos de trabajo. Lamentan, a través de un comunicado, que perjudica a sectores «igualmente afectados» por el actual escenario inflacionista. Solo en Almería las hortofrutícolas pierden 10 millones diarios.

Alertan de que en las próximas horas comenzarán los problemas de abastecimiento de productos, que afectarán al suministro a las cadenas distribuidoras y al canal HORECA, «ya fuertemente castigado por la pandemia».

La isla se abastece con el pescado de la lonja y continúa recibiendo el congelado y el de piscifactoría, explican desde Mercapalma a través de fuentes del ayuntamiento de Palma. Sin embargo, la distribución del pescado fresco, que viene a Mallorca desde Andalucía, Galicia y el resto de la cornisa cantábrica se ha interrumpido. La situación se refleja en los supermercados, con menor cantidad de género, pero sin que falte pescado gracias al de la lonja. Además, el abastecimiento de pescado congelado y el de piscifactoría continúa porque procede de otros puntos de la geografía peninsular.

A la falta de lechuga iceberg, se suma que «llegan con cuentagotas» tomates, calabacines y berenjenas, que proceden de Almería. Patatas, cebollas, frutas y cítricos están recibiéndose sin problema. Para la semana que viene, se prevé que falten frutas exóticas, aunque todavía no se han acabado porque se mantenía género en cámaras frigoríficas.

Los piquetes de transportistas continúan e impiden la carga de los camiones en los polígonos. Por ello, «muchos clientes» deciden no cargar, otros a pesar de que pretenden seguir con su actividad no encuentran camiones y los que los consiguen llegan con retraso al puerto, informan desde Baleària. La naviera con sede en Dénia registra un 25% menos de volumen que en días normales. Trasmed también acusa la caída, agravada en el puerto de Valencia, porque allí prima el transporte subcontratado, hasta un 50%.

Compartir el artículo

stats