Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La receta electrónica se moderniza y podrá usarse en las farmacias de Europa

Con el horizonte de 2025, los ciudadanos de Balears podrán retirar los medicamentos prescritos aquí en establecimientos del continente

El Servei de Salut destinará 3,5 millones de euros a modernizar la receta electrónica. | IB-SALUT

Una vez garantizado que la receta electrónica, que Balears implantó de forma pionera en este país en el año 2006, puede usarse con normalidad en el resto de CCAA, ahora le toca el turno de ampliar su interoperabilidad a las farmacias de los países de la Unión Europea.

Carmen Moreno, subdirectora de sistemas información del IB-Salut, confirmó este hecho aunque apuntó a que el proyecto de la nueva receta electrónica tiene un horizonte para desarrollarse que concluirá en el año 2025.

En el último Consell de Govern se informó de que en total, entre el año pasado y este, el Servei de Salut destinará 3.553.706 euros al proyecto de nueva receta electrónica. Se trata de fondos finalistas del ministerio de Sanidad.

«El proyecto incorpora una serie de mejoras que el actual sistema (de receta electrónica) no tiene. La herramienta se ha ido modificando desde que la implantamos de forma pionera en este país en el año 2006, pero hay funciones que se han acabado quedando obsoletas. La herramienta se mejora y contará con un nuevo desarrollo», explicó la responsable del Servei de Salut.

La subdirectora de los sistemas de información admitió que en estos momentos el 99% de los medicamentos recetados por la sanidad pública de las Islas utilizan este soporte digital y que tan solo se usan las recetas de papel en situaciones muy concretas como, por ejemplo, cuando es preciso prescribir un fármaco durante una visita domiciliaria.

Datos recabados en el Colegio Oficial de Farmacéuticos señalaron que anualmente los médicos del Servei de Salut prescriben 21 millones de envases de medicamentos por los que facturan a este organismo un total de 292 millones de euros.

Este año se ha abierto el concurso para licitar el proyecto y la empresa que lo gane deberá garantizar el desarrollo y la implementación de la nueva receta mientras se trabaja con la actual, subrayó Carmen Moreno.

Para paliar los retrasos actuales que suelen darse durante el uso de la receta electrónica, «la nueva dispondrá de una evolución tecnológica a entorno web que facilite el acceso al sistema desde cualquier punto de asistencia sanitaria de nuestra comunidad autónoma», reveló.

Este acceso más amplio se acometerá sin necesidad de tener que instalar componentes específicos y pesados en los equipos de trabajo y agilizará las múltiples integraciones que requiere la actual receta electrónica y mejore los tiempos de respuesta y que facilite el mantenimiento del sistema de información.

Poder leerla sin pasar la banda magnética

Los farmacéuticos reclaman que la nueva receta electrónica pueda ser leída sin tener que pasar la banda magnética de la tarjeta sanitaria y que se pueda tener acceso a la información facilitando un código individual como el CIP incluido en el propio documento. Un código que podría llevarse en el móvil y subsanar el más frecuente olvido de la tarjeta.

Francisca Santandreu, responsable del Centro de Información del Medicamento del Colegio de Farmacéuticos, también pidió que se solucionen problemas vigentes en la funcionalidad de la receta en otras CCAA como la prescripción de vacunas individualizadas, básicamente las antialérgicas, y las fórmulas magistrales, los medicamentos elaborados en las farmacias.

Compartir el artículo

stats