Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Silvia Slyvka - Médica de Atención Primaria

Silvia Slyvka, ucraniana residente en Mallorca: «Tenemos miedo, no sabemos qué siguiente paso va a dar Putin»

«Al mundo en general le pido que atienda las peticiones de ayuda de nuestro presidente, que mañana puede ser ya tarde»

La doctora Slyvka pasaba ayer consulta en sa Pobla. | DIARIO DE MALLORCA

Esta ucraniana de la región de Transcarpatia, al sudoeste del país, llegó a Mallorca en el año 2000. Casada con un mallorquín y residente en Pollença, evalúa la situación de su país 

¿Cuándo llegó usted a Mallorca?

Llegué en el año 2000, ya cumplo veintidós años aquí. En la actualidad trabajo en el área de Pediatría y de Urgencias de Atención Primaria. Estoy casada con un mallorquín y resido en Pollença.

¿De qué parte de Ucrania es originaria?

Tengo a la familia en la región de Transcarpatia, al sudoeste del país, cuya capital es Úzhgorod. Mi padre residía allí aunque lamentablemente falleció hace un mes. Allí vive ahora mi hermano, mis primos y otros familiares.

¿Cómo se está viviendo la invasión rusa en esa zona? ¿Se comunica con sus familiares regularmente?

Me comunicó con ellos dos o tres veces cada día. La gente está muy nerviosa, asustada, con mucho miedo y mucha presión. Afortunadamente la región, fronteriza con Rumanía, Hungría, Eslovaquia y Polonia, todavía no ha sido atacada por el ejército ruso. Pero los bancos y las escuelas están cerrados y en los supermercados falta de todo. ¡La gente se ha olvidado incluso de la covid-19!

¿Qué está haciendo para ayudar a sus compatriotas?

Recaudando dinero para los refugiados que están llegando a la región procedentes de otras partes del país. Hemos conseguido dinero de donantes mallorquines, alemanes, australianos, estadounidenses... Todo el mundo está siendo muy generoso.

¿Están llegando ya refugiados a esa zona de Ucrania?

Sí. En casa de mi padre tenemos alojadas a siete u ocho personas, dos familias en casa de mi hermano y otra familiar que tiene una pequeña cadena de hoteles de aguas termales también está ayudando a los desplazados.

¿Qué ayudas está recabando en Mallorca?

Me estoy moviendo con mis compañeros pediatras. Con Joan Figuerola [jefe del servicio en Son Espases] y otros compañeros estamos recogiendo productos y medicamentos para los niños. Quiero agradecer aquí públicamente lo bien que se está portando el Servei de Salut.

¿Cómo piensan hacerlos llegar a su país?

Por carretera, con microbuses que estamos consiguiendo en la península.

¿Cuánto puede demorarse un transporte hasta allí?

Unas 48 horas.

¿Qué cosas son más necesarias en estos momentos?

Productos para niños, ropa de invierno y sacos de dormir, material sanitario, gasas, jeringas y medicamentos para primeros auxilios como antibióticos y antiinflamatorios. La ciudadanía está muy unida y muy colaborativa, hay muchos puntos de recogida de sangre para los hospitales.

¿Por qué cree que Putin está actuando de esta forma?

Creo que quiere poner otro gobierno en Kiev y unir Ucrania y Bielorrusia a Rusia. Mi país se independizó en 1991 tras la Perestroika y en los últimos diez años se ha modernizado y se ha enriquecido mucho. Han subido los salarios y ha crecido mucho el turismo por los Cárpatos, sus aguas termales y sus pistas de esquí. ¡No se entiende por qué no ha entrado aún en la Unión Europea!

¿Cómo valora su respuesta?

Esto no está ocurriendo en África, con todos mis respetos a ese continente, sino en el centro de Europa en pleno siglo XXI. ¿Dónde está entonces la seguridad?, me pregunto. Al mundo en general le pido paz y que entre en razón. Y que atienda las peticiones de ayuda de nuestro presidente, que mañana puede ser ya tarde. Mi principal preocupación es que la ayuda real llegue tarde.

¿Y la amenaza de Putin de recurrir a su arsenal nuclear?

La amenaza del uso de armas atómicas es perjudicial para todo el mundo. Y, lógicamente, tenemos miedo, no sabemos qué siguiente paso va a dar Putin. Vamos a esperar a la segunda reunión [entre Kiev y Moscú que está prevista que se produzca hoy]. Aunque ya se han hecho muchas cosas imperdonables porque se ha atacado y se ha asesinado a civiles.

¿Cómo atendería a un ruso que entrara en su consulta?

¡Con los brazos abiertos! No tengo nada contra la población rusa, son gente buenísima pero creo que no tienen suficiente información. Al menos, no la correcta. ¡Su presidente está encarcelando a gente por el mero hecho de manifestarse contra la guerra! En la región de la que procedo la segunda lengua es la rusa y nunca se ha perseguido a la gente por hablar en ese idioma. Todos somos eslavos, somos hermanos.

Compartir el artículo

stats