Cada año (o cada dos si el coche tiene menos de 10 años) llega el gran examen para nuestro vehículo: pasar la ITVDespués de pedir la cita previa es el momento de que los mecánicos especializados del centro de la Inspección Técnica de Vehículos que hayamos escogidos examinen al detalle cada parte del coche para que este sea apto para la circulación. Desde las luces, hasta los neumáticos, todo debe estar en orden para conseguir la pegatina y poder así circular en regla durante otros dos años.

Tal y cómo explican desde ITVASA, "los métodos utilizados en la inspección del vehículo a fin de realizar las operaciones parciales de inspección referidas, serán los siguientes:

Inspección visual: Es aquella inspección que se realiza mediante observación de los órganos o elementos de que se trate, y en su caso de su funcionamiento, atendiendo a probables ruidos o vibraciones anormales, holguras o fuentes de corrosión, soldaduras incorrectas o no autorizadas, taladros o cualquiera otras operaciones de mecanizado o plegado incorrectas o no autorizadas en determinados órganos o elementos, etc., que puedan dar lugar a probables causas de peligro para la circulación o el medio ambiente.

Inspección mecanizada: Es aquella inspección que se realiza con ayuda de alguno de los equipos de los que debe estar dotada la estación.

En cuanto a la documentación es muy importante presentar y tener en regla las siguientes tarjetas:

  • Tarjeta de Inspección Técnica.
  • Permiso de Circulación.
  • Acreditación de seguro obligatorio del vehículo.
  • DNI/CIF del Propietario del Vehículo (sirve fotocopia).

Claves de la nueva ITV

Te puede interesar:

En 2018 la ITV se renovó por completo, volviéndose mucho más estricta en el control de las emisiones, pero también con algunas ventajas como pasar dos veces el examen en estaciones distintas (en este artículo te mostramos las claves de esa nueva ITV).

El último estudio sobre la contribución de los centros de la Inspección Técnica de Vehículos a reducir la siniestralidad (que data de 2011) que las estaciones de ITV evitaron 170 víctimas mortales gracias al buen estado de los coches. La modernización de los sistemas electrónicos del va de la mano de la modernización de los sistemas de análisis de a centros de inspección, por lo que, durante la revisión del coche, se detectan defectos, tanto leves, como graves, que ayudan a reforzar la prevención de accidentes.