Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día de las Illes Balears - Acto institucional el la Llotja

Armengol: «La Europa en guerra debe dar respuesta a la durísima realidad de los refugiados»

Desafío | La presidenta subraya la necesidad de proteger el sistema público balear porque «ha salvado más vidas que ningún otro» - Reivindicación | Afirma que la nueva ley turística está «trabajada con todo el mundo» y la primera ley educativa de Balears surge del «consenso de la comunidad»

7

Día de las Illes Balears - Acto institucional el la Llotja Manu Mielniezuk

La «amenaza» de Rusia a los valores europeos y la pandemia marcaron el discurso institucional de ayer por el Día de Balears de la presidenta del Govern, Francina Armengol. De lo sucedido esta semana en Ucrania lamentó «la agresión rusa a los valores que sostienen Europa, que ha vivido décadas de prosperidad en paz, democracia y libertad» y sostuvo que «nuestros valores prevalecerán». Sobre la covid-19 afirmó que «si hemos sabido vencer la amenaza del virus y proteger nuestra red pública de bienestar y a nuestras empresas, venceremos cualquier desafío».

Armengol reivindicó con sus palabras que, desde que gobierna, «esta tierra construye consensos sólidos y duraderos, acuerdos que han dado luz y estabilidad en los peores momentos y que nos permiten mirar al futuro». Así, en relación a los ciudadanos de Baleares, defendió que «este pueblo comprometido y solidario ha salvado más vidas que ningún otro, y ha demostrado la fortaleza de la determinación colectiva». Y mencionó que «esta Europa en guerra tiene que dar respuesta a la durísima realidad de los refugiados». Una crisis que se acaba de agravar con los ataques de Rusia.

La presidenta del Ejecutivo balear apuntó que estos premios conectan «eso que fuimos con lo que somos, y hoy [La Lonja] se convierte en el escenario de los reencuentros». Para la socialista, Baleares es «un pueblo diverso pero unido, plural y con raíces profundas».

La nueva ley turística también tuvo su momento en el discurso. La dirigente expresó que la apuesta debe ser por el turismo que «valora y cuida mejor a sus trabajadores y que es a la vez líder y capaz de regenerar nuestro entorno». Además, envió un claro mensaje a la oposición, que en las últimas semanas ha intensificado sus críticas al Govern: «La nueva ley turística está trabajada con todo el mundo». Esta afirmación suscitó incluso la sonrisa de dirigentes de la oposición, que escuchaban el discurso con atención.

Asimismo, volvió a valorar esta «sociedad dialogante que hace una semana fue capaz de convertir el consenso de la comunidad educativa en la primera ley de educación de nuestra historia». Un capote al conseller Martí March y un dardo, otra vez, a la oposición. Cada una de las palabras, elogios y críticas estaban bien detalladas para posicionar un mensaje lleno de matices, algunos más directos y otros, más sutiles.

La premisa del discurso era clara: la necesidad de valorar el sistema público «que ahora se ha demostrado vital». Armengol aseguró que el éxito de sus decisiones reside en «la unidad de acción y el diálogo»: «Nos ha permitido la estabilidad incluso en los peores momentos y tomar las decisiones más complicadas para acelerar la recuperación». Una recuperación, dijo, que ya ha comenzado «con fuerza». Así pues, explicó que gracias a conocer «nuestras prioridades», el Govern ha constatado que «el camino trazado era el correcto».

La presidenta del Ejecutivo balear quiso poner en valor a la primera promoción de titulados en Medicina en la UIB, a los que prometió que «continuaremos avanzando hacia la formación, con una universidad más fuerte y con más titulaciones».

Para Armengol, una de las obsesiones más grandes del Govern sigue siendo facilitar el acceso a la vivienda a los jóvenes. Aunque confesó: «Pese a todo sabemos que no basta, pero no pararemos». Este tema, que lleva años sobre la mesa, ha adquirido relevancia en las últimas semanas con preguntas directas en el Parlament, a las que Armengol ha tenido que contestar, consciente del reto que supone para todas las islas.

Recordó también los avances conseguidos por el Pacto, algunos de ellos pioneros, en materias como la eliminación de plásticos de un solo uso, la defensa y preservación de la posidonia o las energías limpias.

Uno de los momentos más emotivos llegó cuando recordó la «lucha» de la futbolista Virginia Torrecilla, que acaba de superar el cáncer, y de la que destacó que es «puro corazón, puro talento»: «Gracias por tu ejemplo impagable».

La emotiva velada de ayer, que duró poco más de hora y media, contó con la presencia de políticos y autoridades de todo el arco político menos de Vox, que ya habían anunciado que no asistirían.

Compartir el artículo

stats