Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Parlament debatirá limitar la compra de viviendas por extranjeros

Una propuesta de Més per Menorca pide al Govern elaborar un informe jurídico sobre la viabilidad que sugiera alternativas para aplicar restricciones, al considerar que es uno de los principales factores que encarecen el precio de los inmuebles en Balears

Las inmobiliarias ofrecen muchas viviendas donde los precios solo son asequibles para extranjeros. Manu Mielniezuk

El próximo miércoles, el Parlament de Balears debatirá una cuestión que puede generar polémica a nivel internacional. Se abrirá la discusión sobre la posibilidad de limitar la compra de viviendas para extranjeros al considerarlo como uno de los principales factores del encarecimiento del precio de los inmuebles en Baleares. Una moción de Més per Menorca, que podría recibir el apoyo del resto de partidos del Pacto, pide al Govern elaborar un informe jurídico y técnico para evaluar la viabilidad de limitar la compra a extranjeros y que proponga alternativas para modificar las normas actuales que lo hagan posible.

Según las leyes de la Unión Europea se antoja difícil que se permita una limitación, al sostener que no se pueden discriminar ciudadanos de países europeos por su procedencia. El ejemplo lo tenemos con el Tren de Sóller, donde una sentencia de los tribunales europeos obligó a eliminar la bonificación a residentes.

No obstante, el hecho de que esta cuestión se ponga sobre la mesa de los diputados de las islas es significativo. Basta recordar las palabras de la decana del Colegio de Arquitectos de Balears, Marta Vall-Llosera, que en una entrevista con este diario ya advertía de que «deberemos abordar el debate de limitar la venta de casas a extranjeros». Por contra, el presidente de la Asociación Balear Inmobiliaria Nacional e Internacional, Hans Lenz, dijo que «en la legislación comunitaria no tiene cabida limitar la compra de viviendas a europeos porque es discriminatorio».

Contenido de la iniciativa

La moción aborda diversos aspectos sobre vivienda y, entre otras cosas, también reclama un impulso en la construcción de viviendas oficiales que, según Castells, «va muy lenta». Recriminaron al Govern también que solo 16 pisos se hayan recuperado de grandes tenedores para destinarlos a viviendas de protección oficial. En su punto número 10 propone que el Parlament inste al Govern a constituir un grupo de trabajo que elabore un informe. En primer lugar reclama que «se analicen las normas que impiden limitar la compra de propiedades inmobiliarias por parte de extranjeros en Baleares y proponga alternativas para modificarlas». De igual modo emplaza a que los técnicos y expertos estudien los «casos y experiencias que existen en el ámbito europeo e internacional en la limitación de la compra de viviendas a extranjeros y extraiga las conclusiones aplicables a la problemática inmobiliaria de Baleares». La iniciativa propone que este informe esté elaborado en un plazo máximo de un año y sea remitido al Parlament para estudiar las modificaciones en la legislación que se podrían realizar.

Josep Castells, diputado de Més per Menorca e impulsor de la iniciativa, aseguró que «la moción ha sido presentada al certificar que la venta a extranjeros es uno de los principales motivos del alto precio de la vivienda, que impide a muchos ciudadanos de las islas poder comprar una casa». En este sentido, el diputado menorquín recordó que en las islas «se necesitan 16,5 años para comprar una vivienda, cuando en el resto de comunidades autónoma solo son 7,5 años».

Desde Més per Mallorca y Podemos recordaron que la legislación europeo impide aplicar este tipo de limitaciones. No obstante, al tratarse de pedir un estudio jurídico, consideraron positivo que se trate esta problemática. Los partidos del Pacto también están pendientes de la opinión de la conselleria de Movilidad y Vivienda sobre la posible viabilidad del informe y de la limitación.

Compartir el artículo

stats