La reanimación cardiopulmonar llega a las aulas de Baleares

El SAMU 061 lleva a las escuelas un programa para saber actuar ante una parada cardiaca

Los profesionales del 061, en una demostración en clase.

Los profesionales del 061, en una demostración en clase. / CAIB

EFE

El Govern ha puesto en marcha el programa Reanimación cardiopulmonar en la escuela, un proyecto liderado por el SAMU 061 que desde esta semana trata de promover la formación en este tipo de reanimación en los centros educativos de Balears.

Con esta iniciativa, se pretende formar en reanimación cardiopulmonar a los profesores de los centros y estos, a su vez, al alumnado, con la supervisión constante de los profesionales de SAMU 061, informó ayer la conselleria de Salud en una nota.

En esta primera edición, se ha convocado a dos docentes de cada uno de los centros escolares de las islas, por lo que esta formación está destinada a 800 profesores y 14.000 alumnos, para ayudar a aumentar las probabilidades de supervivencia ante una parada cardiaca.

Cuando acabe el curso escolar, se analizarán los resultados del programa y el impacto que ha tenido tanto en los docentes como en los alumnos para mejorar y difundir el conocimiento de las maniobras de emergencia.

Este programa pone a disposición del profesorado diversos materiales, que incluyen juegos y prácticas simuladas de casos reales adaptados a las diferentes edades.

El objetivo es que los alumnos aprendan a llamar correctamente al 061, a distinguir si una persona está inconsciente, y también a llevar a cabo la RCP o las maniobras de desobstrucción de la vía aérea.

La muerte súbita tiene una tasa de 55 casos por cada 100.000 habitantes al año, o un caso cada 12 horas, y supone la primera causa de muerte prematura, según la Conselleria.

En Balears, tan solo en el 18% de los casos de muerte súbita los testigos que detectaron la situación iniciaron las maniobras de resucitación hasta que llegaron los servicios de emergencias.

El departamento autonómico hizo hincapié en que la enseñanza de la reanimación cardiopulmonar básica (RCP-B) en la escuela en los niveles obligatorios representa la oportunidad de instruir a un gran número de ciudadanos.