Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pacto apunta a un cambio en IB3 pero no descarta a Manresa

Podemos no fija la posición sobre su continuidad y habla de «beneficiar al conjunto de trabajadores»

El Govern anunció la internalización de IB3 el pasado 14 de enero. CAIB

La renovación de la cúpula directiva de IB3 no será fácil. Los tres partidos del Pacto mantienen posturas diferentes acerca de cómo debe hacerse y cuáles deben ser los criterios a seguir. Uno de los escollos principales está relacionado con la figura del actual director de la radiotelevisión autonómica, Andreu Manresa. El periodista está ahora mismo en funciones a la espera de saber si renueva al frente de la cadena o si por el contrario queda relevado.

Més per Mallorca ha sido el partido con la postura más contundente en las últimas semanas. Sin ir más lejos, su portavoz en el Parlament, Miquel Ensenyat, consideró ayer que Manresa no debe seguir al frente y son partidarios de una «renovación total». Explicó que hay se han planteado algunos nombres sin llegar a ningún puerto, pero sí reivindicó la necesidad de que la figura directiva tenga el «máximo consenso posible». Volvió a defender que debe tener «independencia respecto al poder político», de ahí que el mandato sea solo de seis años. «Prorrogar el equipo actual sería una perversión de esta norma y creemos que el proceso de internalización deben pilotarlo las personas que entren», especificó.

Desde la formación ecosoberanista siempre han defendido que lo más importante es cambiar el modelo actual, por lo que este asunto prima por encima de los posibles nombramientos.

Desde Podemos explicaron que esta cuestión está siendo negociada entre los grupos y que, pese a que ha habido avances desde que Manresa está de director, han ido denunciado las malas condiciones laborales de los trabajadores porque «se podría haber hecho mucho más». Además, están en contacto con los diferentes agentes implicados en IB3 para ver cuál es «el mejor camino» y, de ahí, tomarán las decisiones que beneficien al «conjunto de los trabajadores».

Fuentes del Pacto detallan que la palabra del comité de empresa va a ser fundamental en las negociaciones, sobre todo si deciden apoyar a Manresa a cambio de que se lleve a cabo una reforma importante. Incluso apuntan a que la figura del periodista puede ser !secundaria! en el caso de que las otras reivindicaciones sean aceptadas.

Esto significa que, pese a que su figura ha sido cuestionada en los últimos años, Manresa podría liderar el proyecto de renovación si se atienden las demandas tanto de los socios como de los implicados internos de IB3. Otro tema es el equipo directivo, que según matizan «debería cambiarse para beneficio de todos».

La decisión de internalizar los equipos de informativos supuso una gran noticia para trabajadores, directivos y partidos del Pacto. A pesar de ello, la sensación de algunos es que se han «relajado» las exigencias a la actual cúpula directiva porque los temas que se están tratando son otros. Diversas fuentes hablan de que, pese a que la negociación es política porque su designación depende del Parlament, las reclamaciones de los trabajadores serán «irrenunciables».

La situación actual de interinidad no agrada al PSIB porque genera eventualidad e inestabilidad. La actual situación de Manresa puede ser un obstáculo para las pretensiones políticas del partido, por lo que su reelección sería una buena noticia para los socialistas. Su portavoz, Pilar Costa, valoró positivamente cómo se ha llegado hasta la internalización de la mano de Manresa y afirmó que «tiene nuestra confianza», aunque recordó que están abiertos a escuchar las propuestas de los partidos para valorarlas.

Además, para el nombramiento hace falta el apoyo de dos tercios de la Cámara en la primera votación o mayoría absoluta en la segunda. Eso significa que necesitarían el apoyo de El Pi o Cs, aunque de momento no ha habido ningún acercamiento para tratar de conseguir su voto a favor.

Compartir el artículo

stats