Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares reduce a la mitad el abandono escolar prematuro desde 2015

Un descenso de seis puntos en solo un año no evita que las islas sean la tercera comunidad con mayor nivel de deserciones, con una tasa de 15,4%

El descenso ha sido progresivo desde 2015. EP

El abandono escolar prematuro se situó en Baleares en el 15,4 % en 2021, 5,9 puntos menos que el año anterior de personas de 18 a 24 años que no había completado la segunda etapa de Educación Secundaria (FP de Grado Medio, Básica o Bachillerato) y no seguía ningún tipo de formación.

La cifra sitúa Baleares como la tercera comunidad con mayor abandono escolar temprano, solo por debajo de Andalucía, con el 17,7 % y Murcia con el 17,3 %, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del Ministerio de Educación y Formación Profesional, que sitúan el abandono en un 13,3 % de media nacional.

El abandono escolar prematuro se ha reducido a la mitad en Baleares en cuestión de 7 años, la pasar del 31,2 % al 15,4 %, destacó la conselleria de Educación y FP en un comunicado.

La bajada ha sido progresiva y continúa: empezó en 2015 con una primera bajada de 5'4 puntos (del 32,1 al 26,7 %) y ha continuado hasta situarse en el 21'3 % en 2020 y descender a ese 15'4 % en 2021. Según la conselleria, la última cifra coloca a las islas más cerca de la media nacional del 13,3 % y de la media europea.

El conseller de Educación, Martí March, explicó que «entre otros factores, como la crisis económica o la covid, que puede haber tenido algún impacto en la bajada de 2020 a 2021 de 5,9 puntos, que duplica la reducción media durante el mismo periodo a nivel estatal, lo que es cierto es que desde 2015 ha habido una mejora constante en la inmensa mayoría de indicadores educativos de Baleares».

March lo consideró «un reflejo de otro modo de hacer las cosas en el ámbito educativo de las islas «y se suma a otros indicadores como la mejora general en los resultados educativos, los resultados del último informe PISA que sitúan a Baleares en la media estatal por primera vez, y la bajada del número de alumnado repetidor».

El conseller aseguró que en las mejoras ha tenido que ver un notable incremento de la oferta de FP, el incremento de profesorado y la dotación de recursos y de programas de refuerzo.

El abandono escolar prematuro (AEP) es un concepto que engloba todas las personas con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años, que han completado como máximo la ESO y que no reciben ningún tipo de educación ni formación. Son quienes abandonaron su proceso formativo sin llegar a lograr ninguna cualificación de cariz profesional y que tampoco han seguido ni siguen ningún itinerario para insertarse en el mercado laboral.

Compartir el artículo

stats