Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primaria solo controla los contagios de los pacientes frágiles y a los no vacunados

Los centros de salud superaron ayer la barrera de los 70.000 usuarios a su cargo que están pasando la enfermedad en sus casas de manera leve o asintomática

Las colas en los centros de salud están siendo la tónica en esta fase epidemiológica.

Medicos de cabecera de los centros de salud, que según las cifras oficiales de ayer debían «controlar» a más de 70.000 contagios activos por covid-19 (70.885) que no precisan de hospitalización y están pasando la enfermedad en sus domicilios, admitieron a este diario que, tal y como marca el protocolo por el que se rigen, tan solo están atendiendo a aquellos infectados clasificados como «frágiles», a los no vacunados por el riesgo que tienen de desarrollar una enfermedad grave al no hacerlo y, claro está, a todos aquellos que requieren sus servicios ante un súbito empeoramiento.

«Controlamos a los mayores de 70 años, los contagios en los entornos vulnerables como pueden ser las residencias de ancianos y discapacitados, centros penitenciarios y sanitarios, a las personas inmunodeprimidas y a las embarazadas. También realizamos el seguimiento a las personas que se han infectado y no estaban vacunadas porque tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad grave», acota uno de los médicos de familia consultados.

«Y, por supuesto, a todos los que demandan asistencia. Actuamos igual que lo hacíamos en 2019 con un catarro o con una gripe. Solemos recibir muchas llamadas que refieren mucho dolor de garganta o de oído ode personas con fiebre muy alta o con problemas para respirar bien. Y a todos ellos los visitamos», continúa el facultativo.

Este médico descarta que esta forma de actuar pueda provocar casos de desasistencia habida cuenta de que en estos momentos es muy complicado que te cojan el teléfono en los centros de salud. «Si se encuentra muy mal, un enfermo se persona en las urgencias de su centro de salud o de su hospital hasta que es atendido», zanja la cuestión.

Empezar con 35 y acabar con 70

El problema con el que tienen que lidiar estos profesionales es el actual elevado número de bajas de compañeros, lo que les complica aún más su trabajo. «En mi centro somos cinco médicos y un pediatra y en estos momentos tenemos a tres compañeros de baja y lo mismo ocurre con las enfermeras. Por eso empiezas la mañana con una agenda de 35 pacientes y acabas atendiendo a 60 o 70 porque te pasan llamadas, se presentan en la consulta o tienes que salir para atender un domicilio», explica una facultativa su día a día.

Datos facilitados ayer por Salud revelaron que había 782 profesionales sanitarios aislados por ser positivos o contactos estrechos y, de ellos, había 31 médicos y 64 enfermeras de baja solo en Primaria de Mallorca.

Por su parte, el sindicato CCOO denunció la falta de celadores y personal administrativo en Primaria colectivos que ayer acumulaban, solo en Mallorca, una treintena de ausencias., 

Sobre la atención a demanda de los casos positivos domiciliarios, esta profesional matiza que si son asintomáticos son gestionados a través de Infocovid.

En referencia a la cifra real de los contagios activos en la actualidad, los propios profesionales discrepan. Un médico defiende que seguramente serán más ya que, argumenta, «habrá muchos autónomos que hayan dado positivo en un test de antígenos y no lo han comunicado porque no pueden permitirse estar siete días de baja, de la misma manera que habrá estudiantes que tampoco se aíslan porque tienen un examen y así en muchas otras circunstancias». 

Sin embargo, un compañero suyo mantiene una opinión contraria, a saber, que la cifra actual de contagios activos está hinchada porque solo se está dando el alta a los que precisaban de una baja médica, que muchos infectados que no precisan de una Incapacidad Laboral Transitoria (ILT) simplemente no han sido dados de alta tras superar el plazo delos siete días de aislamiento. Este facultativo defiende su tesis esgrimiendo que el número de altas no es ni mucho menos acorde a los contagios registrados en las últimas semanas.

Compartir el artículo

stats