Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iago Negueruela
Turismo Iago Negueruela Conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo

Iago Negueruela: «Vamos a priorizar que todos estemos cómodos con la ley de Turismo»

Tras empezar «con buen pié», el texto legal se presentará en cuestión «de semanas»

Iago Negueruela: "La letra pequeña de la ley ya está, la oposición la tendrá en su momento"

Iago Negueruela: "La letra pequeña de la ley ya está, la oposición la tendrá en su momento" G. Bosch

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Iago Negueruela: "La letra pequeña de la ley ya está, la oposición la tendrá en su momento" Myriam B. Moneo

«Llevamos un año y medio hablando solo de covid» y en este 2022 al que el conseller Iago Negueruela tilda de periodo de «transición» Baleares tiene que adelantarse «a los debates que vendrán». El texto de la nueva ley de turismo autonómica estará cerrado «en semanas». Su impronta de inspector de trabajo se deja notar en el peso de las mejoras para los trabajadores del sector.

El sector, la oposición...Todo el mundo quiere ver la letra pequeña.

Ya está escrita y se está trabajando, primero con los sectores. Tiene distintas partes, la medioambiental, en base a la circularidad, y la social y se está avanzando. Nos queda cerrar los plazos para el acuerdo. Después nos toca presentar el texto, que vaya al Consell de Govern y todo el trámite de una ley. Luego, por supuesto, los partidos de la oposición tendrán su momento, como no puede ser de otra forma.

¿De qué plazos hablamos?

Es una reforma importante, un cambio de planteamientos sobre cómo debe ser nuestro modelo turístico. Normativamente creo que deberíamos tener un texto acordado en las próximas semanas.

Iago Negueruela en Palma,en la sede de su Conselleria. GUILLEM BOSCH

Han vuelto satisfechos de Fitur por el eco logrado, pero hay sectores disgustados porque fueran a Madrid a dar la noticia. ¿Hay sintonía con sus socios?

Creo que todo el mundo lo ha entendido. Con nuestros socios hemos hablado, es importante la participación del conseller Miquel Mir. Tanto con él como con Sebastià Sansó, director general de Residuos, estamos trabajando perfectamente para articular una parte de la normativa. Llevamos un año y medio hablando solo de covid, también a nivel turístico, y creemos que este año que va a haber una transición, tenemos que adelantarnos a los debates que vendrán. En los últimos años se presentaban avances en sostenibilidad y ahora estamos haciendo una apuesta real. Se ha presentado en Fitur para decirle al mundo cómo va a ir el sector turístico en las islas en esta pospandemia. Es un escaparate mundial y creo que lo hemos conseguido con un aspecto que pone a las islas en el centro del debate del futuro del turismo.

La ley estará dotada de 55 millones de fondos europeos. ¿De qué partidas salen?

Hay distintas convocatorias. Tenemos 100 millones de Resiliencia a tres años y ahí va a haber partidas, fundamentalmente para sustituir las camas, 20 millones en el primer convenio. Para que se puedan sumar más empresas haremos convocatorias graduales durante todos los años que haya fondos. También sumamos partidas de sostenibilidad turística que pone el Ministerio, este año pasado más de 47 millones, el que viene 51 millones y así hasta los 130 millones. Y hay partidas que faltan por aprobar, habrá más de 55 millones. En Balears por la partida de Resiliencia nuestro sector tendrá más recursos que otras comunidades, los destinaremos a ayudas de transformación real: sustitución de calderas, de camas... Es lo que creemos importante para acelerar esa transformación en los próximos tres años.

La patronal FEHM reprocha que el peso de la ley recae en las espaldas de los hoteleros.

No es exactamente así. Hay que tener en cuenta que el peso fundamental del sector recae en ellos por número de camas y de turistas que vienen, es el más fuerte. Eso no quita que no se apliquen medidas en el resto de sectores, no tiene sentido que el cambio de las calderas solo afecte a los hoteles. Hay que ir viendo cada una, hay otras medioambientales que se aplican a toda la cadena de valor. En restauración hemos hablado de la trazabilidad del pescado o marisco.

¿Y en el sector del alquiler vacacional? Gabriel Escarrer dejó caer que sería bueno que se les incluya en las obligaciones.

Por ejemplo, con las medidas de sustitución de gasoil es claro. Y luego otras serán específicas para cada sector, para tener un mejor campo de competencia entre el sector habitacional y el hotelero.

Ha sido notorio el respaldo de los grandes hoteleros. ¿Cómo se van a ganar a los pequeños, muchos frente a una precaria situación financiera?

El fondo lo compartimos y en circularidad el sector está haciendo avances importantes. Sabemos la situación de la que venimos y hay que dar plazos para que todo el mundo lo pueda hacer. Ahora, la camarera de pisos trabaja tanto en un hotel de una estrella como en uno de cinco, las lesiones se producen en ambos. Es lógico que las mejoras de las condiciones se apliquen a todo el sector. Muchos empresarios ven que la sostenibilidad y la circularidad tienen que darse en unas islas, hacerse ya y esa transición la ven clara. Y tiene que ser de forma homogénea, la única forma para presentarse como un destino circular. Somos la comunidad con mejores salarios en hostelería y de las pocas que no externalizan servicios y ahora introduciremos una medida directamente para las trabajadoras. Muchos hoteles lo comparten, no solo las grandes cadenas. Tenemos cadenas medianas que ya lo hacen, como Garden con su certificación en circularidad o la de Antoni Horrach que está haciendo avances espectaculares. Hemos trabajado con cadenas como Meliá en las camas porque llevamos muchos años hablando con su servicio de Prevención. Personas como el doctor Antonio Siquier, de Meliá, han estado midiendo desde hace años la eficacia de las medidas y la reducción de bajas que suponían. Afectan a la salud de las personas, creo que nadie se pueda negar.

"La industria turística tiene que modernizarse e incorporar confort para el trabajador»

decoration

Algunos arrastran la amortización de grandes reformas, de ahí la inquietud por conocer los plazos.

Seis años (para las camas) es un plazo razonable, ahora estamos cerrando los porcentajes por cada año y empezaremos por los de más categoría. He hablando con muchos hoteleros y algunos me reconocían que de esta forma de verlo no lo tenían tan interiorizada. Hablando con sus servicios de prevención y fabricantes ven que tienen sentido las medidas ergonómicas. Si se han hecho reformas hay que dar una transición, pero también hay que plantearse que cuando se hacen tienen que ser tanto para el cliente como en mejoras para el trabajador. Hablamos de la industria más potente de las islas que también tiene que modernizarse como otras. Que el máximo confort del cliente lleve aparejado el máximo confort para los que trabajan en los hoteles. Hay que añadir el valor de mejores condiciones de salud laboral.

¿Además de las kellys qué otros trabajadores se beneficiarán?

Hemos hablado del tema de las temperaturas, para que en el hotel se piense también en el confort térmico, por ejemplo en cocinas.

¿La ley contempla crecimiento vía reformas de la planta?

Ahora estamos trabajando en la parte de circularidad y en la social. Escucharemos los planteamientos de todos los sectores y los partidos. Pero ahora estamos centrados en cerrar esa parte.

¿Se cierra la puerta a reformas o crecimiento de plazas?

Plazas hemos dicho que no. El propio Abel Matutes apuntaba que no se tiene que seguir creciendo en plazas, sino en mejorar rentabilidad y calidad. Con la última reforma de la ley turística (Decreto ley 8/2020) se han beneficiado con un crecimiento de cero plazas más de 50 establecimientos con inversiones de 80 millones que incorporan medidas energéticas y de agua.

"Sabemos la situación de la que venimos, hay que dar plazos para que todo el mundo»

decoration

¿Cuándo estará en vigor?

Queremos que sea cuanto antes, por eso queremos cerrar el texto en las próximas semanas para avanzar en el calendario de aplicación. No me atrevo a hacer una estimación, estamos trabajando tanto con la parte social como con nuestros socios. Sobre todo vamos a priorizar que sea muy consensuada, pactada y que estemos todos cómodos en la norma; creo que ahora mismo lo estamos. De momento hemos empezado con buen pie.

¿Le han llamado de la industria de las camas?

Sí, nos veremos esta semana. Es muy importante que se hagan bien las cosas. Nos gustaría, con empresas y fabricantes y también el sector hotelero y nuestro departamento de Salud Laboral (IBASSAL), trabajar en algún proyecto para que en Balears se puedan hacer pruebas pilotos de cómo serían las mejores condiciones para los trabajadores. Tenemos fondos ello. Tiene que hacerse de una forma científica, ya hay tecnología para ello, con estudios de posturas. Se trata de introducir elementos de otros sectores de la industria en la nuestra. Queremos intentar ser pioneros en proponer soluciones de mejora técnica para el conjunto del sector.

Compartir el artículo

stats