Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Sánchez vuelve a ignorar el desarrollo de la parte fiscal del REB

El Plan Normativo del Gobierno, sobre las leyes de 2022, no incluye el Régimen Especial de Baleares - El senador Vicenç Vidal exigirá explicaciones

Vicenç Vidal pedirá explicaciones en el Senado. MÉS

El Consejo de Ministros aprobó el pasado martes 11 de enero el Plan Normativo 2022 que contempla todas las leyes, decretos y normas que desarrollará el Gobierno que preside Pedro Sánchez a lo largo de este año. En este plan, vendido a bombo y platillo por el Ejecutivo socialista, se vuelven a olvidar de Baleares. No contempla desarrollar la parte fiscal del Régimen Especial de Baleares en 2022, una norma que debe tramitarse como una ley estatal y que el Senado aprobó que las Cortes impulsaran con el voto en contra de los socialistas y gracias a la unión del PP y el senador autonómico de Més, Vicenç Vidal.

El senador Vidal se mostró del todo decepcionado con que el Gobierno no impulse la parte fiscal del REB y, por ello, ya ha preparado una batería de preguntas para pedir explicaciones, tanto al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, como a la de Hacienda, María Jesús Montero.

Impulsar el desarrollo de la parte fiscal del REB fue aprobado por el Consejo de Ministros en 2019 pero era preciso que se tramitara en el Congreso de los Diputados con rango de Ley. El Gobierno, pese a su promesa al Govern Armengol, no había iniciado su tramitación. Tras el acuerdo de octubre del Senador, que instaba a las Cortes y al Gobierno a ponerla en marcha, se creía que se impulsaría este año.

No obstante, no aparece en el ambicioso Plan Normativo del Gobierno para este año, que consta de más de 384 leyes, decretos y normas. Ninguna de ellas hace referencia al REB de Baleares.

Beneficios para las empresas

La parte fiscal supone unos 300 millones de euros para Baleares por la vía de reserva de inversiones. De igual modo, implica bonificaciones del 10% en el IRPF a las industrias y a la actividad agraria de las islas, además de ayudas para el transporte de mercancías. En definitiva, se trataría de importantes descuentos y beneficios para la actividad económica de las islas, tal y como tienen comunidades como Canarias o Ceuta y Melilla.

Vicenç Vidal criticó la no inclusión en el Plan Normativo: «El PSOE nos recriminó, cuando apoyamos la moción del PP para el impulso de la parte fiscal en el Senado, que deberíamos haberlo negociado con el Gobierno. A la vista de lo que ha ocurrido con el Plan Normativo ha sido mucho mejor apoyar la iniciativa del PP que yo conseguí la mayoría con las fuerzas confederadas». Vidal, sin nombrarlo, se refería a la intervención del senador socialista por Mallorca, Cosme Bonet, que en la tribuna de la Cámara Alta recriminó a Vidal que se alineara con el PP para sacar adelante una moción a favor del REB y no se aviniera a negociar con los ministros socialistas.

El senador autonómico de Més per Mallorca se mostraba contrariado debido a que Madrid se vuelve a olvidar de Baleares. Recordó lo que costó conseguir el fondo de insularidad del REB y lamentó que el «Gobierno de Pedro Sánchez vuelva a incumplir un acuerdo del Consejo de Ministros del año 2019 y deje a Baleares, una vez más, abandonados en esta cuestión».

Hay que recordar que el REB, al ser una rama del Estatut d’Autonomia, tiene rango de ley constitucional que debe ser aprobada por el Congreso de los Diputados.

Recurso: Tal y como ocurrió con la insularidad

El pasado año, todos los partidos del Parlament, excepto PSOE, Podemos y Vox, se unieron para presentar un recurso ante el Constitucional por el Fondo de Insularidad. Meses después de este recurso, el Gobierno anunció 109 millones anuales. Ahora, algunos partidos como Més y El Pi piden hacer lo mismo con la parte fiscal.

Compartir el artículo

stats