Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los precios en Baleares experimentaron en 2021 la mayor subida del siglo

La vivienda es la principal culpable, sube un 22 por ciento sobre cifras ya disparatadas

La vivienda concentra la mayor inflación de la historia reciente.

El fantasma arrinconado de la inflación ha regresado a lomos de la pandemia, hasta convertirse en la principal inquietud económica. En el balance de fin de año, los precios experimentaron en 2021 la mayor subida del siglo en Baleares. El incremento acumulado del IPC se ha desbocado hasta alcanzar un 6,5 por ciento en el archipiélago.

Si bien Balears coincide hasta los decimales con la inflación media estatal, hasta siete comunidades españolas se han situado por debajo del 6,5 por ciento. El cartel de las regiones de subidas más moderadas coincide con los territorios de mayor riqueza, lo cual aumenta por comparación el castigo de un IPC desbocado en el archipiélago.

La curva desatada de los contagios de covid tiene su correlato en Baleares con el ascenso vertiginoso de la inflación. Es preciso remontarse a 2002 para encontrar la marca anterior de un 4,5 por ciento, eclipsada ahora por completo. Los años 2007, con un 3,9, y 2012, con un 3,1, enmarcan la crisis financiera y quedan también empequeñecidos por la singularidad inflacionista de 2021. Cabe recordar que la autoridad monetaria consideraba sagrado el umbral del dos por ciento, bajo el liderazgo de la Alemania obsesionada con la hiperinflación de la república de Weimar que alumbró el nazismo.

En la mayoría de los ejercicios precedentes, la inflación balear se había mantenido con incrementos moderados en torno al uno por ciento, registrando incluso ejemplos puntuales de deflación. Al examinar los distintos capítulos, el énfasis se coloca en la vivienda, con un precio que ha aumentado más de un 22 por ciento en un año, amén de la particularidad de que se arrancaba de cifras ya disparatadas.

El dato del IPC correspondiente a 2021 sella así un cambio de paradigma inmobiliario en Mallorca. Un piso de cien metros cuadrados alcanzaba una tasación media de 220 mil euros al empezar el año. Ha experimentado un incremento de 50 mil, con lo cual 300 mil euros se consolida como el valor de referencia.

Al ritmo actual, los precios de la vivienda en Baleares se dirigen a buen ritmo a superar los techos alcanzados durante la burbuja inmobiliaria de la primera década del siglo, y concretamente en el último trimestre de 2007. Al ritmo actual, la igualación tendrá lugar en el presente ejercicio. La nueva realidad habitacional conlleva la desaparición de las unidades de vivienda por debajo de los 200 mil euros, que ya habían accedido al rango de unicornios. Dada la ausencia de sintonía entre precios elevados y salarios estancados, también crecerá el número de años de salario medio íntegro que se precisan para comprar un piso en Mallorca, por encima de los 16 actuales.

Compartir el artículo

stats