Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El transporte público vuelve a dar señales de fuerte reactivación

El pasado año se cerró con un 69% de los usuarios de 2019, pero en noviembre y diciembre se superaron ya las cifras prepandemia - Se pronostica que la evolución al alza seguirá durante 2022

Los autobuses interurbanos registran la apreciable reactivación en el número de usuarios. C. Guasp

El transporte público de Mallorca comienza a dar señales de fuerte reactivación, con un cierre de 2021 que coloca a sus dos últimos meses ya por encima de los niveles de 2019. Esta evolución positiva entre los usuarios residentes se va a mantener durante 2022, según las estimaciones de los responsables de la conselleria de Movilidad, y la duda radica en el comportamiento que durante este año van a tener los pasajeros extranjeros vinculados a la actividad turística.

El conseller y el director general del ramo, Josep Marí y Jaume Mateu respectivamente, presentaron ayer el balance del transporte público interurbano (TIB), del que se desprende que la cifra de usuarios de 2021 (11,3 millones) supone un 69% de la alcanzada en 2019, antes de la pandemia. Pero el dato que permite detectar la citada reactivación es el correspondiente a los pasados meses de noviembre y diciembre, cuando el número de pasajeros fue ya superior al del ejercicio previo a la aparición de la covid (con alzas del 2,2% y del 4,1% respectivamente).

Eso refleja que a medida que se ha ido reactivando la actividad económica y recuperando la movilidad, los usuarios residentes han vuelto a hacer uso del autobús interurbano, del tren y del metro. Este dato es el que llevó a Jaume Mateu a pronosticar que a lo largo de 2022 esta evolución al alza se va a mantener en el caso de la clientela residente, manteniendo las incertidumbres sobre lo que va a pasar con la demanda turística, aunque las expectativas respecto a la temporada de este año son buenas.

Hay un punto a matizar. Esta subida de los últimos meses del pasado año se sustenta en los pasajeros de los autobuses interurbanos que es el servicio que ha presentando las principales novedades, con la entrada de las nuevas concesiones. Hay que recordar también que se ha extendido la gratuidad, que si antes se aplicaba hasta los 12 años, ahora llega hasta los 16.

Este último punto explica el fuerte incremento de los usuarios en ese tramo de edad, que han pasado de los 21.543 de enero de 2021 a los 99.540 del pasado diciembre.

Como balance, se indicó que de los 11,3 millones de usuarios con que se cerró 2021, casi 6,8 millones correspondieron al servicio de autobús interurbano y 4,5 millones al tren y al metro.

Otro aspecto que se puso de relieve es que durante los meses de la temporada baja, la oferta de plazas en el transporte público se incremento un 24% respecto a la que existía en 2019, mientras que durante los seis meses de la temporada turística se mantuvo prácticamente igual pese al descenso en la cifra de pasajeros provocado por la pandemia.

Otro punto subrayado por Marí y Mateu es que el nuevo sistema tarifario que se ha implantado ha supuesto un descenso en el precio medio del billete de bus, tren y metro, que ha pasado de 2,03 euros en 2019 a 1,85 en 2021, aunque en este punto hay que tener en cuenta la extensión de la gratuidad hasta los 16 años.

También se puso en valor la integración de la empresa de transporte de Palma (EMT), que se completó durante el pasado mes de noviembre, o la creciente utilización de la tarjeta intermodal, que ha sido empleada ya en el 65% de los trayectos.

Para este año, además de pronosticar la citada evolución al alza en el número de usuarios, se recordó que se va a registran la puesta en marcha del proyecto para enlazar el metro con el Parc Bit y la tramitación del destinado a comunicar con tranvía el aeropuerto y la ciudad de Palma.

También se señaló la inversión prevista durante el presente ejercicio para mejorar el servicio de tren, con un aumento de las frecuencias.

Por otro lado, el conseller expresó la predisposición de su departamento a dialogar en aspectos como el aumento de la plantilla con el comité de empresa de SFM para intentar que se ponga fin a la huelga que se ha convocado en el servicio ferroviario, pero lamentó que haya reivindicaciones que no dependen de las decisiones que se puedan tomar desde su Conselleria.

Compartir el artículo

stats