Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern usará fondos de la UE para mejorar el empleo de las islas

El dinero europeo se utilizará para crear una escuela desde la que elevar la cualificación de los trabajadores del sector turístico y para implantar medidas en favor de las camareras de piso

Las camareras de piso será uno de los colectivos más beneficiados

El Govern balear ha propuesto a sindicatos y patronales la utilización de los fondos Netx Generation procedentes de la Unión Europea para mejorar la cualificación como las condiciones de trabajo de los asalariados del sector turístico, con medidas directamente dirigidas a beneficiar a colectivos como las camareras de piso, junto a la creación en Calvià de una escuela para impulsar la formación de este personal, con iniciativas que pretenden ponerse en marcha a lo largo de este año.

En el caso de las condiciones de trabajo, las propuestas que el Govern quiere impulsar van dirigidas a mejorar la ergonomía. Desde las organizaciones sindicales se señala que la idea que quiere desarrollarse a partir de este año es el cambio en las camas de los hoteles, siguiendo la experiencia piloto que la cadena Meliá desarrolló en su hotel Victoria, y que no se duda en calificar de muy positiva.

La idea es instalar en las habitaciones camas ergonómicas que se pueden elevar para evitar que las camareras de piso tengan que agacharse al hacerlas, limitando el esfuerzo y el deterioro de la espalda que sufren.

La propuesta que está sobre la mesa es que estas sustituciones se lleven a cabo con la subvención procedente de los fondos europeos.

Fuentes del Govern apuntan que su idea es centrar este tipo de medidas en las actividades de planta en los hoteles, lo que convertiría al colectivo de las camareras de piso en el más beneficiado, pero desde los sindicatos se ha pedido que se tomen iniciativas, también con partidas Netx Generation, para hacer frente a otros problemas, como es el estrés térmico.

Este ultimo punto se vincula a la adopción de medidas para evitar que los trabajadores, en este caso con un alto porcentaje en la restauración, tengan que sufrir temperaturas extremas y cambios bruscos, como los que se producen al pasar del intenso calor que se registra en las cocinas a las bajas temperaturas al pasar a neveras y cámaras frigoríficas para hacerse con los productos que se van a elaborar. Para ello, se apunta la necesidad de contar con medidores te temperatura y de disponer de sistemas de refrigeración en las cocinas que en muchísimos casos son inexistentes.

En este segundo caso, desde UGT y CC OO se pone en valor el elevado número de trabajadores que se beneficiarían de este tipo de iniciativas subvencionadas con fondos europeos, dado que alcanzarían tanto al personal de los hoteles vinculado a la cocina como al de los establecimientos de restauración de la isla. Sin embargo, esta última idea parte de los sindicatos, sin que por el momento haya sido asumida en los planes que el Ejecutivo balear tiene sobre la mesa, como se ha indicado más vinculados a la ergonomía en los puestos de trabajo.

Uno de los proyectos a los que el Gabinete de Francina Armengol otorga una mayor importancia es la creación, también con fondos de la Unión Europea, de una escuela para mejorar la formación en el ámbito turístico, que favorecería a las personas en desempleo al mejorar sus conocimientos en la búsqueda de un puesto de trabajo, pero que tiene como uno de sus principales objetivos el elevar la cualificación de las personas que están en activo, con cursos de los que, por ejemplo, se podrían beneficiar los trabajadores fijos discontinuos durante sus periodos de inactividad invernal.

El plan del Govern contempla que este nuevo centro esté ubicado en Calvià, para lo que ya se dispone del consenso con su Ayuntamiento a la hora de contar con las instalaciones necesarias, aunque desde UGT se ha planteado la necesidad de disponer de otra sede en la Platja de Palma, para facilitar el acceso a los trabajadores de esa zona, dado su elevado número. Sin embargo, desde las Administraciones se apunta esta segunda opción como improbable al no contar su Consistorio con algún edificio disponible.

El planteamiento de esta escuela es diferente al de la de Hostelería de la Universitat, al enfocarse como el primer centro de formación profesional solo para el empleo, con objetivos como el reciclaje de los asalariados o que éstos puedan adquirir nuevas competencias.

Aunque todas las partes defienden la necesidad de elevar la cualificación de los trabajadores del sector, desde las patronales y los sindicatos no se ocultan discrepancias en sus planteamientos, al pretender los segundos que la obtención de un titulo o de una cartilla profesional implique que esa persona ya no pueda ser contratada como ayudante, sino obtener la categoría de camarero o de cocinero, por citar dos ejemplos, acompañado ello de la correspondiente mejora salarial.

Este aspecto, en cualquier caso, debería de introducirse en la negociación del próximo convenio colectivo, y desde algunas empresas se admiten reticencias a aplicar nuevas subidas salariales solo por la realización de un curso, aunque éste pueda ayudar con el tiempo a subir puestos en el escalafón de las plantillas.

Compartir el artículo

stats