Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio "salva los muebles" en el primer día de rebajas de las grandes superficies

El sector espera que el aumento del consumo se mantenga durante la jornada de mañana

El gran comercio ha iniciado hoy sus rebajas de invierno

El comercio mallorquín «ha salvado los muebles» durante el día de hoy, primero de rebajas en las grandes superficies, según han destacado representantes del sector. «No van a ser unas rebajas históricas, pero sí positivas», se ha añadido desde una de las grandes empresas del sector. Pese a lo expuesto, hay otro punto en el que coinciden ambas partes: los descuentos que se aplican en esta ocasión son menos agresivos que en ediciones anteriores, y además se espera que sea una campaña corta, con un repunte en la demanda que no se va a prolongar más allá de 10 días, pese a que las ofertas se van a mantener hasta el 28 de febrero.

Muchas pequeñas tiendas pusieron el cartel de rebajas en sus escaparates el pasado día 3, y durante tres jornadas han jugado con ventaja frente a los grandes, aunque los presidentes de las patronales Afedeco y Pimeco, Toni Gayá y Antoni Fuster respectivamente, coinciden en que las ventas durante esa primera fase han sido moderadas, con un apreciable protagonismo de los pocos turistas que hay en estas fechas en zonas como el centro de Palma.

Este peso de la demanda extranjera ha vuelto a detectarse hoy, una vez incorporadas a la campaña algunas de las mayores empresas del sector, con un balance que se califica de positivo, y con una previsión de que este repunte en el consumo se mantenga durante el día de mañana, aunque augurando que la bajada comenzará a hacerse cada vez más evidente a partir de la próxima semana.

La aplicación de descuentos más moderados se justifica alegando que en esta ocasión hay menos stock de producto sin vender, y la subida en los gastos vinculados a suministros como el eléctrico. Este último factor va a suponer un encarecimiento del producto para primavera y verano, según se pronostica.

Para el comercio mallorquín eso supone que tras un noviembre muy bueno, según apuntan pequeñas y grandes empresas, han sufrido un diciembre que las primeras califican de muy malo y las segundas de positivo, y una entrada de enero aceptable con la llegada de las rebajas.

Los miedos del sector se centran en lo que sucederá a partir de mediados de enero, ya que en esa fecha comienzan las semanas con menor actividad para el sector, que tradicionalmente se prolongan hasta mediados de marzo.

Según señalan Fuster y Gayá, una vez superado la atracción inicial de las rebajas, a partir de mediados de este mes el objetivo de las tiendas va a limitarse a conseguir unos ingresos mínimos que permitan cubrir los costes fijos, como los alquileres, la electricidad y las nóminas, pero se reconoce que no será hasta comienzos de la próxima temporada turística cuando estos pequeños negocios podrán volver a ganar dinero.

Afortunadamente, las ayudas del Gobierno central y los vales de compra que repartieron el Govern y el ayuntamiento de Palma (hay alguna tienda que ha llegado a sumar 29.000 euros en ventas gracias a estos últimos) están ayudando a muchos de estos negocios a superar la crisis abierta por la sexta ola de la covid, según señalan sus patronales.

Compartir el artículo

stats