Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

Sin vacunación y con los contagios actuales no habría UCIs para todos

Extrapolando los porcentajes de hospitalización preinmunización a la incidencia de hoy habría 749 pacientes en planta y 187 en unidades de críticos

La vacunas nos han salvado la vida, opinan los expertos.

A quien siga dudando de los positivos efectos de las vacunas en esta lucha contra la covid-19 le debería bastar este dato: extrapolando los porcentajes de hospitalización por casos activos que se daban antes de que la inmensa mayoría de la población se hubiera vacunado a los de ayer mismo, no habría suficientes camas de UCI en las que acoger a los pacientes necesitados de cuidados extremos.

Acogiéndonos a los datos facilitados el lunes por el portavoz del comité de enfermedades infecciosas, el doctor Javier Arranz, con las cifras actuales de contagios y sin los efectos benéficos de las vacunas en estos momentos habría 936 personas hospitalizadas con covid-19, 749 de ellas en planta y 187 en camas de UCI. Si dispusieran de una.

El portavoz del comite autonómico de enfermedades infecciosas reveló el pasado lunes que si hace un año, antes de que empezará la vacunación en las residencias de ancianos el día 27 de diciembre, ingresaban en planta de hospital el 4,4% del total de pacientes con el contagio activo, un año después y con el 82% de la población vacunada solo lo hacen el 1,5% de los infectados. Y en las unidades de críticos los porcentajes de ingresos antes y después de la vacunación han pasado del 1,1% de hace un año al 0,4% actual. Algo estarán haciendo las vacunas. 

Haciendo buenas las recriminaciones del doctor Arranz a los jóvenes que salen de fiesta sin respetar las medidas de seguridad y poniendo en riesgo a la población más débil, con la incidencia actual de casos las autoridades sanitarias tendrían que dar prioridad a unos pacientes sobre otros a la hora de ingresar en una unidad de cuidados intensivos.

Porque en este archipiélago hay un total de 168 plazas de UCI sumando los recursos de la sanidad pública con los de la privada. Por Islas, Mallorca dispone de 141 camas de críticos, con 17 cuenta Eivissa y Menorca dispone de tan solo 10. 

La cifra total de 168 camas frente a 187 enfermos dejaría a 19 pacientes sin UCI en la que ser intubado y, por tanto, abocado a un final bastante predecible.

Comparativa 2020 (sin vacunación) / 2021 (con vacunación)

Comparativa 2020 (sin vacunación) / 2021 (con vacunación) DM / Xisco Alario | Fuente: Datos conselleria de Salud

Bien es cierto que en esta tesitura el Servei de Salut se activaría y podría habilitar más camas de críticos en los hospitales públicos. Una estimación realizada por el propio Govern en el transcurso de esta pandemia, cifró en 220 camas de críticos las que se podrían tener disponibles gracias a que todos los hospitales pusiesen en marcha sus planes de contingencia en caso de que la pandemia sometiera al sistema a una presión asistencial inédita hasta el momento.

La hospitalización general en planta para pacientes con síntomas menos agudos también se vería muy tensionada si tuviese que atender a los 749 pacientes con covid-19 que prevé esta extrapolación.

Previsiblemente no habría problema en ingresarlos habida cuenta de que, según las estimaciones oficiales mencionadas, Balears dispondría de 3.851 camas de hospitalización sumando tanto los recursos públicos como privados.

No obstante, tener que dedicar casi una de cada cinco camas de hospital disponibles para atender a una única patología sería algo tremendamente inusual en la historia moderna de la Medicina.

Quien se beneficiaría en parte de esta extrapolación sería la hoy desbordada Atención Primaria que pasaría de tener que atender a los 16.731 enfermos leves actuales a una cifra algo inferior, 16.085, que, no obstante no desahogaría lo suficiente a los centros de salud.  

Compartir el artículo

stats