Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rafel Matamales Paleontólogo y conservador del Museu balear de Ciències Naturals

«La probabilidad de encontrar restos de dinosaurios en Mallorca es muy baja»

«En solo dos kilómetros de la Serra están los fósiles más antiguos y los mejor conservados» u «La isla tenía zonas húmedas y un clima estacional»

Rafel Matamales posa en una estancia del Museu balear de Ciències Naturals. J.B.

Rafel Matamales, Paleontólogo y conservador del Museu balear de Ciències Naturals. Ha investigado cómo eran la fauna, la flora y el clima de Mallorca hace 250 millones de años, cuando todavía no era una isla. Este ‘manacorí’ acaba de dejar el Institut Català de Paleontologia para ponerse al frente del Museu balear de Ciències Naturals, ubicado en Sóller.

Hace 250 millones de años Mallorca todavía no era una isla. ¿Qué era?

Los actuales continentes estaban unidos en una masa continental rodeada por un océano. En un lado tenía forma de media luna, formando un golfo muy grande, y nosotros estábamos ahí, relativamente cerca del mar. En la latitud del ecuador, mucho más abajo que actualmente.

Su investigación empieza a partir de una roca presente en la Serra de Tramuntana. ¿Qué tiene de especial?

En Mallorca solo está presente en dos kilómetros de acantilados, entre Cala Estellencs y Punta de Son Serralta. Es una roca conocida como pedra d’esmolar y se utilizaba para afilar cuchillos. Sabía que en los años 80 se encontraron fósiles, pero no se habían estudiado en detalle. Así que fuimos, encontramos más fósiles e hicimos un estudio muy detallado. Por tanto hablamos de una roca que, además de ser única en Mallorca, contiene fósiles, algunos de ellos excepcionalmente conservados. Hay insectos, peces, restos de plantas... Son los fósiles más antiguos de Mallorca y los mejor conservados. Allí se dan unas condiciones muy especiales para que esto haya sido posible. De hecho, en el mundo solo conocemos otro lugar de esta edad en el norte de Francia.

Esos fósiles describen un ecosistema muy diverso, grandes ríos y un clima tropical. ¿Cómo nos tenemos que imaginar aquella Mallorca?

En ese momento venimos de la mayor extinción que ha habido jamás: el 95% de las especies se extinguieron. En la época que hemos estudiado, los ecosistemas ya estaban más o menos recuperados, y con mucha diversidad. Sabemos que había ríos muy grandes, con zonas húmedas y un clima estacional, con estaciones secas y otras en las que llovía más. Tenía lugar un ‘megamonzón’, como los actuales pero mucho más fuerte. Por otro lado, la mayoría de insectos son acuáticos. También encontramos plantas asociadas sobre todo a entornos acuáticos al estar al lado de los ríos, y bosques de coníferas. Y hay reptiles bastante pequeños. No hemos encontrado restos de dinosaurios, aunque en ningún lado del mundo se han encontrado restos de esa edad.

¿Es probable que algún día se encuentren restos de dinosaurios en Mallorca?

Es posible, pero siendo realistas la probabilidad es muy baja. De la edad que hemos estudiado es prácticamente imposible. Más tarde, en el triásico superior, los dinosaurios se extienden por todo. En Mallorca tenemos rocas de esa edad, y además de ambientes continentales, que es donde vivían los dinosaurios. Podrían tener restos, pero no lo veo seguro. Aún dedicando muchísimos esfuerzos, a lo mejor no encontraríamos nada.

Aunque hace 250 millones de años los humanos todavía no existíamos, ¿aquella Mallorca habría sido habitable?

Hemos colonizado todas las latitudes del mundo, desde un desierto hasta la Antártida. Ahora bien, la temperatura media del mundo era entre cinco y diez grados más que ahora. Un pico de temperatura que se arrastraba desde aquella gran extinción.

¿Cómo será Mallorca dentro de 250 millones de años?

Se sabe que África avanza hacia el norte, así que como mínimo es previsible que el Mediterráneo se cierre. Mallorca volvería a ser parte de un continente, pero esta vez no estará cerca del mar sino en medio. Eso marcará una gran diferencia a nivel de clima o fauna. No sabemos qué animales habrá dentro de 250 millones de años, pero sí me parece claro que no existirán las personas.

¿Cuáles serán sus prioridades al frente del Museu balear de Ciències Naturals?

El primer reto es hacer un plan director para que el museo lo sea según la ley de museos. Y queremos poner orden en la biblioteca y en las colecciones. Es mucho trabajo, pero muy importante porque es el alma del museo. Y seguiremos haciendo educación con escuelas y grupos concertados. Esa parte de proyección externa del museo se había mantenido muy bien, pero la parte de dentro necesita un empujón.

¿Qué podemos encontrar en el museo?

Hay tres pisos de exposición abiertos al público. En la planta baja hay una sobre la historia de la ciencia en Balears. En la segunda está el museo de paleontología, que es un recorrido por las islas desde hace 270 millones de años hasta la actualidad. Y en la planta de arriba mostramos nuestra biodiversidad marina y continental. También hay consulta de libros y colecciones para investigadores o interesados en algún tema. Más a largo plazo queremos cambiar alguna de las exposiciones que ya llevan muchos años. Además, en una de las plantas hay cosas de todas partes y quiero centrar el museo en Balears, ahora que tenemos suficientes piezas para exponer.

Compartir el artículo

stats