Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern expedienta a BCM y advierte que será contundente en Nochevieja

El Ejecutivo balear reacciona a los vídeos virales de gente bailando sin mascarilla ni distancia de seguridad en la sala de fiestas del grupo Cursach la noche del 25 - El complejo de ocio, ubicado en Calvià, cancela sus fiestas programadas para el 31 y el 1 tras la polémica

Los clientes de BCM bailaron sin mascarilla ni distancia. DM

«El Ejecutivo autonómico alerta de que si los incumplimientos persisten se tendrán que tomar medidas contundentes, como el cierre de todo el sector». Así reaccionó ayer el Govern a las imágenes virales de gente bailando sin mascarilla ni distancia de seguridad en la noche de Navidad en la discoteca BCM.

Los vídeos, que muestran al público disfrutando de la noche como si no hubiera ninguna restricción por la covid, trascendieron ayer por la tarde e incendiaron las redes sociales. El Ejecutivo balear, por su parte, no tardó en tomar cartas en el asunto con un comunicado en el que lamentó estas actitudes y anunció un plan especial de controles para Nochevieja y Año Nuevo, por el que se realizará una vigilancia intensa en los establecimientos en los que se concentran más personas estos días festivos.

El Govern, además, tras reunirse con el presidente de la Asociación Balear de Ocio Nocturno, Miguel Pérez Marsá, y el director de la sala de fiestas ubicada en Calvià, Jaime Lladó, decidió abrir un expediente sancionador a la discoteca BCM por «poner en riesgo la salud pública».

No fue hasta entonces cuando el Grupo Cursach anunció la cancelación de las fiestas programadas para Nochevieja y Año Nuevo. En palabras a este diario, Lladó aseguró que la directiva tomó la decisión por motu proprio, apelando a la responsabilidad por la situación sanitaria, y alegando la imposibilidad de velar por que se cumplan estrictamente todas las medidas de seguridad en una discoteca de estas características.

El Govern tomó cartas en el asunto tras analizar las imágenes. CAIB

«Es una decisión difícil, pero creemos que en la situación actual es la más responsable por nuestra parte», manifestó la empresa en una nota de prensa que asegura que hoy se informará a los afectados sobre cómo se realizará la devolución del dinero de las entradas.

La polémica desencadenó un efecto dominó en el sector del ocio nocturno: discotecas como la recién estrenada en la Platja de Palma ‘Dome Music Club’ también cancelaron, con una sentida disculpa para los clientes, la juerga para Nochevieja.

En el actual momento de la pandemia, las salas de fiesta deben exigir el certificado covid al público, tienen limitado el aforo al 60% de su capacidad y los clientes solo se pueden quitar la mascarilla en el momento de consumir.

El cartel de la fiesta BCM y Tito's anunciaron la cancelación ayer por la tarde.

El cartel de la fiesta BCM y Tito's anunciaron la cancelación ayer por la tarde.

En este sentido, el gerente de Ocio Nocturno de Ibiza, José Luis Benítez, aseguró que, dada la situación, los empresarios de discotecas como BCM que deciden abrir «son unos valientes». «Es muy difícil poner un trabajador de seguridad por cada cliente, por eso apelamos a la responsabilidad de la gente», expresó ayer el responsable en declaraciones a IB3 Ràdio.

Benítez consideró que la actuación del complejo del Grupo Cursach fue correcta, pero «es imposible controlar a todo el mundo». El gerente apoya las decisiones del Govern porque, según dijo, «se ha demostrado que lo hacen por la salud de todos», pero advirtió claramente a los jóvenes: «Si los que tienen tantas ganas de divertirse no ayudan, se acabarán encontrando los negocios cerrados». Una observación que, por lo que alega el sector afectado, los clientes no terminan de interiorizar.

BCM y Tito’s anunciaron la cancelación ayer por la tarde, después de la polémica, en sus redes sociales.

Compartir el artículo

stats