Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BOULEVARD

Los meteorólogos denuncian por intrusismo a los epidemiólogos

El Govern dicta una ley que transforma a los coches diésel en eléctricos, la mutación progresista tendrá lugar desde el mismo momento de la publicación del texto legal en el BOIB

Un tribunal belga condena a Valtònyc por quedarse corto con Juan Carlos I en sus raps, un caso de «encubrimiento de la corrupción».

Si se creen todo lo que sucedió en 2021, ingresarán en la locura. Tomen un algo de distancia, ensanchen su perspectiva, recuerden que hasta el recién nacido anteayer dudaría en apuntarse a los cristianos que ahora portan su nombre. Y reciban la bienvenida a los acontecimientos que podrían haber ocurrido este año, por el riguroso orden cronológico en que no se produjeron:

Enero. Bélgica ha condenado al cantante llamado Valtònyc por quedarse corto con Juan Carlos I. Un tribunal bruselense culpa al vicepresidente de Puigdemont de que «el Emérito aparece en sus raps prácticamente como un benefactor de la humanidad, por comparación con sus horrendos crímenes de pago». Según los magistrados de coles de Bruselas, «la condición de artista no puede justificar esta suavidad contemplativa y cómplice ante la corrupción, la pasividad nos obliga a condenar por encubrimiento».

Febrero. La vibrante sociedad española ha recibido con aprovechamiento la noticia de que el Centro Nacional de Inteligencia se ha dedicado durante décadas a la sagrada tarea de librar a Juan Carlos I de sus amantes engorrosas. Por tanto, miles de españolas y españoles se han dirigido al CNI para que la benemérita institución de espantamoscones se encargue de conformar a sus exparejas o romances frustrados, mediante el procedimiento habitual de retribuirlos opíparamente con fondos públicos a cambio de que dejen de dar la tabarra.

Mayo. Siempre atento a su compromiso ecológico, el Govern Balear ha dictado una ley que transformará los coches diésel en eléctricos. Esta mutación progresista tendrá lugar desde el mismo instante de la publicación del texto legal en el BOIB. Los vehículos así metamorfoseados podrán recargarse con el mismo enchufe que se emplea para los móviles, y que ya ha sido utilizado con éxito para enchufar a familiares de altos cargos mucho más incompetentes que una máquina de cuatro ruedas.

Junio. La desolación se ha adueñado de los negacionistas al enterarse del divorcio de Bill Gates, que arruina sus atribuciones de ente diabólico. Hasta un antivacunas es capaz de entender que difícilmente podrá controlar a seres humanos a miles de kilómetros de distancia quien ha fracasado con la persona que tenía al lado.

Agosto. A la monarquía se le multiplican los candidatos en su momento más aciago. La dinastía Iglesias Montero acusa ahora a los Borbón Ortiz de haberles usurpado el trono. El príncipe Pablo I., que abandonó el Gobierno para sustanciar sus aspiraciones a La Zarzuela y Marivent, es el jefe de la casa real emergente, y asegura que reclama la corona para salvarla de sus escándalos. «¿Qué es lo siguiente, se pregunta retóricamente el candidato, el Rey ofreciendo un cargo a su esposa?» Los Iglesias Montero ya han puesto en marcha el movimiento popular «Rodea La Zarzuela», y Pablo I. asegura que «si acabé personalmente con Franco en un plazo récord, no tendré problemas para destronar a sus sucesores».

Septiembre. Los congregados en el vacunódromo de Palma contemplaron sorprendidos cómo un personaje risueño se saltaba la larga cola de vacunantes con soltura y al grito de «me envía el Señor», sin precisar de qué Señor se tratara. Al llegar al lugar de las inyecciones, un probo funcionario le reprendió con amabilidad que «no, señor Obispo, todavía no le toca ponerse la quinta dosis. Será el primero en enterarse... y en recibirla, con la ayuda de Dios».

Noviembre. En una muestra ejemplar de consenso entre los dos grandes partidos y de lealtad institucional, Pedro Sánchez y Pablo Casado han pactado por encima de sus diferencias que el apellido Díaz quede prohibido entre los y sobre todo entre las cabezas de lista a las elecciones generales. Según se apunta en un codicilo del histórico acuerdo, «las Díaz ya nos han dados bastantes problemas en sus actuales ubicaciones».

Diciembre. El Ilustrísimo Colegio de Epidemiólogos ha recibido una querella por intrusismo del Indignadísimo Colegio de Meteorólogos. Los hombres del tiempo reprochan a los hombres del virus que «solo nosotros estamos autorizados a formular pronósticos rocambolescos, descabellados y de seguro incumplimiento. Usurpadores abstenerse, la sociedad debe vacunarse contra estos impostores». El Inflamadísimo Colegio de Vulcanólogos vela armas para arremeter contra los supervivientes de la disputa.

Reflexión dominical corajuda: «Toda persona es valiente en determinadas circunstancias, que se esfuerza por evitar».

Compartir el artículo

stats