50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Supremo ratifica la condena a los seis hermanos Ruiz Mateos

Por la estafa cometida en la compra del hotel Eurocalas de Mallorca

Segunda sentencia en Mallorca contra los herederos de Nueva Rumasa

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena contra los seis hijos varones del desaparecido empresario José María Ruiz Mateos, por la estafa que cometieron en la compra, en el año 2005, del hotel Eurocalas de Mallorca. Pablo y Javier Ruiz Mateos tendrán que cumplir dos años de cárcel. En cambio, José María, Álvaro, Alfonso y Zoilo han sido sentenciados a un año y nueve meses de prisión. La sentencia también ratifica la indemnización que deberán abonar al empresario mallorquín que padeció la estafa, establecida en 12,7 millones de euros. Los tribunales han fijado la responsabilidad civil de las sociedades del grupo Nueva Rumasa, Bastimentero, Calwell y Clesa. Todas ellas están en concurso, por lo que es complicado que el perjudicado recupere el dinero.

Esta operación se engloba en el proceso por el que el patriarca de los Ruiz Mateos apostó por el negocio turístico, a través de la compra de hoteles. El empresario solía invitar a su domicilio al hotelero dispuesto a vender su hotel. Le mostraba la riqueza con la que vivía la familia, para convencerle de la solvencia de Nueva Rumasa. El hotel, libre de cargas, se vendía a plazos. Los primeros pagos se abonaron, pero después se dejaron de pagar. Cuando el hotelero mallorquín quiso recuperar su hotel descubrió que los Ruiz Mateos lo habían hipotecado, habían utilizado el dinero para invertirlo en otro de sus negocios y sobre el establecimiento pesaba una importante deuda que debía asumir.

El hotelero mallorquín, representado por la abogada Isabel Fluxá, antes de aceptar la operación exigió una garantía a la familia Ruiz Mateos. El aval fue un hotel que habían comprado, ocultándole al empresario mallorquín que sobre dicho edificio también habían solicitado y conseguido un préstamo hipotecario, por lo que dicha garantía era falsa. 

Los jueces de la Audiencia de Palma ya declararon probado que pese a que los Ruiz Mateos actuaban en varios sectores de negocios, actuaban como una caja única. Y confirmaron también que la estrategia que seguía esta familia era comprar un hotel a plazos, abonar las primeras cuotas, hipotecar el edificio, distraer el dinero hacia otros negocios y después dejar de cumplir con las obligaciones económica.

Esta condena sobre el caso del hotel Eurocalas es la segunda sentencia contra los hijos varones del dueño de Nueva Rumasa en Mallorca. Ambos casos son por operaciones muy similares y todavía queda pendiente un tercer juicio por otra estafa por la compra de otro hotel. El Supremo ha rechazado el recurso que presentaron los seis hermanos.

Compartir el artículo

stats