Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Parlament aprueba las cuentas para 2022 con tres millones más para la dependencia

La Cámara aceptó un total de 202 enmiendas a los presupuestos - La gran ausente fue Armengol, confinada por dar positivo en covid-19

5

Pleno del Parlament del 22 de diciembre de 2021

El Parlament de les Illes Balears aprobó ayer los presupuestos de la comunidad para 2022 después de superar los últimos trámites donde se han debatido las enmiendas a la totalidad y las parciales. Los grupos del Pacto consiguen sacar adelante sus séptimos presupuestos consecutivos, los segundos en pandemia. En las últimas semanas se han aprobado un total de 202 enmiendas: 103 en ponencia, 81 en comisión y 18 en el Pleno. De estas, 26 eran del PP, 18 de Cs y 15, de El Pi.

Las decisiones más importantes fueron incluir 3 millones de euros para la dependencia y ayuda a domicilios para las personas dependientes (PP); dos millones para fomentar el emprendimiento de una actividad económica por cuenta propia (PP); casi 3,3 millones para la elaboración de programas de creación atracción y retención de talento (Cs) y 500.000 euros para vales comerciales destinados a incentivar el consumo en el comercio (El Pi).

La consellera de Hacienda, Rosario Sánchez, recibió un gran aplauso al finalizar la jornada de ayer y, posteriormente, destacó la «satisfacción» que supone sacar adelante «los presupuestos más altos de la historia». Agradeció a los diputados sus aportaciones porque «mejoran» las cuentas y servirán para llegar a 2022 con «esperanzas».

Las formaciones de la oposición fueron las primeras en salir a valorar las cuentas del próximo año y las enmiendas aceptadas. El portavoz del PP, Toni Costa, comentó positivamente la introducción de las 26 enmiendas aprobadas por su partido porque «ponen en valor el trabajo que hemos hecho, y significa que ha servido para algo». A pesar de esto, defendió que «hay una alternativa mejor» porque son unas cuentas «imprudentes y electoralistas». En esta línea, lamentó que no se hayan bajado los impuestos, algo que «impulsa la actividad económica ya que el dinero está mejor en los bolsillos de los ciudadanos».

Desde Cs mostraron una visión diferente. La portavoz del partido, Patricia Guasp, confesó que tenía una «sensación agridulce» al no haber llegado a grandes transacciones: «Teníamos voluntad de trabajar, y hemos conseguido que los jóvenes no paguen la cuota de autónomos y esté subvencionada al 100%». De todas sus peticiones, los grupos del Parlament aceptaron también el programa de formación para la retención del talento y para la Formación Profesional dual. Además, envió un mensaje a Vox: «La ultraderecha ha preferido no trabajar».

El Pi reconoció el esfuerzo de su grupo, aunque explicó que las cuentas para 2022 no reducen la carga fiscal para la ciudadanía y «no vemos la diversificación económica», lo que para los regionalistas significa «seguir defendiendo el mismo modelo que tenemos». Pese a todo, la diputada Lina Pons declaró que están «relativamente satisfechos» porque han trabajado para «mejorar las cosas».

El PSOE fue, como era de esperar, el grupo más eufórico. La portavoz del grupo, Pilar Costa, recordó que son «los más elevados de la historia» porque se ha apostado por la inversión pública: «Lamentamos que el PP se haya quedado solo con la ultraderecha, siempre llegan tarde».

Joana Aina Campomar, de Més per Mallorca, reivindicó que la propuesta del Pacto y la del PP representan «formas de hacer política totalmente contrapuestas» porque los ecosoberanistas apuestan por los servicios públicos y ayudar a la población». En ese sentido, se mostró contenta con las políticas que se están haciendo y consideró positivamente el aumento del presupuesto de la conselleria de Medi Ambient, liderada por su compañero de partido Miquel Mir.

Compartir el artículo

stats