El Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC) llamó ayer a la huelga de estudiantes en contra de la nueva ley orgánica de sistema universitario, que define como ‘ley Castells’, porque considera que «acelera la transformación para convertir la educación en un negocio». La jornada de huelga tendrá lugar este jueves, día 16 de diciembre. Según explicó este lunes el sindicato en nota de prensa, empezará por la mañana en la Universitat de les Illes Balears (UIB) «con piquetes informativos» para después realizar una concentración en l’Illa d’en Colom, entre los edificios Ramon Llull y Mateu Orfila.

«La ‘ley Castells’ se presenta como supuestamente progresista, moderna y adaptada a los cambios que ha padecido la sociedad, pero, lejos de esto, encontramos que es precisamente lo contrario», señala el sindicato, que afirma que la normativa «amenaza con convertir las instituciones educativas en opacas y antidemocráticas». Por todo ello, piden a los partidos políticos con representación en el Congreso de los Diputados que se posicionen en contra de la normativa: «Esperamos que estéis a la altura».

«Frenar la ‘ley Castells’ es un paso adelante en la lucha constante por una educación al servicio del conocimiento, fuera de mercado. En defensa de la educación no como una mercancía, sino como un derecho [...]Es luchar para construir una educación que nos sirva para edificar la sociedad del futuro, no como la quieren ellos, sino como la queremos nosotros», concluye.