Este fin de semana, 260 aspirantes están llamados para realizar las pruebas físicas de las oposiciones al Servicio de Bomberos de Mallorca, para poder optar a alguna de las 32 plazas vacantes.

Todos los candidatos que superaron el cuestionario de la parte general y específica se enfrentarán a la segunda fase del concurso oposición, que consiste en un examen físico que consta de seis pruebas, ha detallado el Consell de Mallorca en un comunicado.

Han llegado a las pruebas físicas 260 aspirantes, un 63 % de los 412 iniciales, que son los que han superado la parte teórica.

El examen físico consta de una prueba acuática, otra de resistencia aeróbica, fuerza del tronco superior anterior, fuerza del tronco superior trasero, salto vertical y flexibilidad. El Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física de las Islas Baleares colaborará para poder realizar las pruebas, que serán en el Centro de Tecnificación de Palma.

Los aspirantes que superen el apartado físico tendrán que hacer una última prueba: una evaluación psicológica mediante pruebas tipo test. Todas las pruebas siguen los protocolos para evitar contagios de covid-19.

Entre los candidatos que superaron la primera prueba hay 8 mujeres. Durante el proceso de inscripción el Consell hizo una campaña de difusión para invitar a las mujeres a presentarse a la oposición al Servicio de Bomberos y "romper con los estereotipos de las profesiones masculinizadas".

La convocatoria de oposiciones permitirá consolidar la plantilla del Servicio de Bomberos de Mallorca con 32 plazas fijas y permitirá además crear una bolsa para cubrir 40 plazas nuevas.