El director de la Oficina de Prevención y Lucha contra la Corrupción de Balears, Jaume Far, comparecerá en el Parlament para dar cuenta del balance de su gestión y explicar si fue presionado para dimitir, una cuestión que se aprobó ayer por unanimidad. La petición corrió a cargo del PP, tras el anuncio de renuncia de Far a la dirección de la Oficina tras diversos enfrentamientos con el Govern. Una marcha que se hará efectiva en enero de 2022.

Así lo explicó la diputada popular Nuria Riera durante la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament, donde subrayó que «se han generado una serie de dudas sobre la posible objetividad e independencia de Far en su trabajo». «Se dice que ha sufrido presiones y que se ha sentido incómodo. Con esto, no queremos sembrar la duda, pero sí poner luz delante de estas sospechas», añadió.

Riera insistió en que, desde el PP, consideran que Anticorrupción es una «oficina duplicada», porque ya hay otras administraciones que hacen esta gestión. No obstante, «mientras exista, debe tener la máxima garantía de transparencia».