Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud, satisfecha con el aumento de los diagnósticos tempranos de VIH

73 de las 117 nuevas infecciones de 2020 están siendo tratadas y difícilmente desarrollarán el sida ni contagiarán a otros

El Castell de Bellver se iluminó ayer con motivo del Día Mundial del Sida.

Rosa Aranguren, coordinadora de la estrategia contra el sida en esta comunidad autónoma, está satisfecha con el cambio de tendencia detectado desde año 2013 y que parece estar consolidándose año tras año desde entonces. A saber, que cada vez aumenta el porcentaje de diagnósticos tempranos de VIH, el virus que puede acabar desarrollando la enfermedad más maldita de los últimos tiempos. 

Y es que revela que en 2020 se sumaron 117 personas al listado de residentes en Balears con el virus de inmunodeficiencia humana, en el que según el último boletín de Epidemiología publicado el pasado mes de noviembre ya figuran un total de 2.827 infectados desde 2003 al año pasado.

«De estos 117 nuevos casos, 39 se diagnosticaron de forma tardía y 73 lo fueron de forma temprana y ya están siendo tratados de manera que no llegarán a desarrollar el sida, la enfermedad. El 62% de los diagnósticos han sido tempranos frente al 33% que han sido tardíos», se congratula.

Preguntada por los 5 diagnosticados que faltan, explica que para determinar si la presencia del virus es reciente o tardía debe hacerse una prueba específica y que, sencillamente, a esas cinco personas no se les hizo, se desconocen las causas.

Y la coordinadora destaca que esta detección temprana implica que la persona afectada es puesta en tratamiento y seguida de manera que nunca llega a desarrollar la enfermedad. El hecho de que la carga viral de ese paciente se mantenga indetectable durante un periodo de seis meses implica de hecho que esa persona ya no puede contagiar a otras. Por ello Aranguren no duda en afirmar que de los 117 diagnosticados el año pasado con VIH, 73 no desarrollarán el sida.

No quiere hablar la coordinadora de las cifras de sida de esta comunidad, enfermedad que cada vez está siendo más residual. En los últimos tres años, la tasa de casos de sida por cien mil habitantes estuvo por debajo de los dos. Así, en 2018 se añadieron 22 nuevos casos (tasa de 1,9); 20 en 2019 (1,7) y 13 en 2020 (1,1). Hasta el momento en este 2021 se han sumado 8 personas al listado de personas con sida que, desde el año 1983 que comenzó el recuento, ya suma 2.817 personas muchas de las cuales habrán fallecido ya.

Heterosexuales, más tarde 

Por lo tanto, para la coordinadora de la estrategia contra el sida esta pasa por detectar cuanto antes la infección para evitar que el afectado desarrolle la enfermedad. No obstante, lamenta que aún hay diagnósticos tardíos. «Sobre todo se dan en las personas mayores que han pasado más tiempo con el VIH, entre los heterosexuales que piensan que por su condición sexual no pueden haberlo contraído y entre personas llegadas del África subsahariana. En estos colectivos el diagnóstico tardío es más habitual pero por número la mayor cantidad se da entre los nacionales», matiza.

Para Aranguren, la lucha contra esta enfermedad pasa por tres puntales: la prevención (evitar situaciones de riesgo adoptando las medidas necesarias), el diagnóstico precoz y evitar a toda costa la estigmatización que aún acompaña a estas personas. «Muchos aún tienen miedo de hacerse la prueba o comunicar que tienen el VIH», deplora.

«La OMS se ha marcado para 2030 que el 95% de los infectados estén diagnosticados, que el 95% de ellos siga un tratamiento y que un 95% de ellos tengan la carga viral negativa, esto es que no puedan contagiar a otros. Y, por último, que haya un cero por ciento de discriminación por el hecho de estar infectado», concluye la coordinadora autonómica.

Según los últimos datos difundidos ayer, desde 2003 y hasta diciembre de 2020 se han diagnosticado 2.827 casos de VIH en Balears (82% hombres y 18% mujeres), de los que el 83,3% (2.350 casos) corresponden a Mallorca.

En 2020 se diagnosticaron los citados 117 casos (94 Mallorca, 6 Menorca, 17 Pitiüses) en la comunidad autónoma. Aproximadamente un 83% de los casos se asocian a transmisión sexual. Y el 83 % de los casos diagnosticados entre mujeres son por relaciones sexuales heterosexuales y en el 12 % son usuarias de drogas inyectadas.

Por otra parte, aproximadamente el 64 % de los casos diagnosticados tienen menos de 40 años. La media de edad en el momento del diagnóstico de los casos acumulados y no pediátricos, en las Illes Balears, es de 37 años.

Hoy se celebra el día mundial contra la que ya se ha denominado como «la otra pandemia», una enfermedad cuyos primeros casos se detectaron hace cuatro décadas y que, desde entonces, ya ha matado a 36 millones de personas en todo el mundo, 60.000 de ellas en este país.

Compartir el artículo

stats