Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pandemia en los campos de Mallorca: Estos son los insectos que propagan la 'xylella fastidiosa' en los cultivos

La UIB identifica a las dos especies responsables de la transmisión de la letal bacteria en los olivos, almendros y viñedos. "Dos de cada diez insectos de este tipo están infectados por la bacteria"

6

La UIB identifica los insectos responsables de la transmisión de la 'Xylella fastidiosa' en Baleares.

Dos minúsculos insectos son los responsables de que la xylella esté dejando en Mallorca un paisaje de almendros y olivos cadavéricos. Acaba de identificarlos un equipo de investigadores del grupo en Zoología Aplicada y de la Conservación (ZAP), el Laboratorio de Microbiología y el Servicio de Información Geográfica de la Universitat de les Illes Balears (UIB). Los nombres de las especies que más temen los cultivos de las islas son dos: Philaenus spumarius y Neophilaenus campestris. «Es un descubrimiento importante porque sólo sabíamos qué pasaba en Italia, con el olivo, y ahora ya sabemos qué pasa con otros cultivos, como la almendra o la viña», explica a DIARIO de MALLORCA el investigador principal del proyecto, Miquel Àngel Miranda, quien incide que con este estudio han podido conocer la prevalencia de infección de estos pequeños seres vivos. «Sabemos que dos de cada diez están infectados. A partir de aquí, podremos ir viendo si sube o va bajando. Ahora mismo, no creo que estemos muy bien. Si te das un paseo por el campo, puedes ver los árboles afectados», comenta. 

Estos resultados, financiados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria en 2017, provienen del primer estudio realizado en el ámbito europeo a gran escala para identificar a los insectos vectores de la xyllella y profundizar en su bioecología en una zona afectada.

La presencia de la xylella fastidiosa se detectó por primera vez en las islas en 2016. Esta bacteria bloquea los conductos de las plantas y deseca sus hojas, y, en casos severos, provoca incluso la muerte de la misma. Por este motivo, Miranda no duda en calificar algunos campos de Mallorca como de auténticos «cementerios» de árboles. «Por eso el Govern se está poniendo con la recuperación de todo esto», señaló.

Gracias a este estudio de la UIB, se saben muchas más cosas de las dos especies de vectores de la bacteria: el Philaenus spumarius y el Neophilaenus campestris.

Característica espuma

Se ha observado que las ninfas -no infecciosas- de estos insectos se ubican en la cubierta vegetal en marzo, donde forman una característica espuma de protección en las hierbas. A partir de aquí, pasan por cinco estadios, hasta que a finales de abril se empiezan a observar los primeros adultos.

Cuando se deseca la cubierta vegetal, los adultos migran hacia los árboles, que es cuando comienza el proceso de infección, ya que se alimentan de árboles infectados por la bacteria.

Una vez la han adquirido, se vuelven infecciosos durante toda su vida adulta. A finales de septiembre, los insectos vuelven a la cubierta vegetal para poner los huevos y terminar el ciclo vital.

Desde 2017, se ha visto que el 23 por ciento de los vectores capturados en Balears estaban infectados de xylella y que el Philaenus spumarius es el que presenta una tasa de infección más elevada, con un 23,8 por ciento, mientras que en el Neophilaenus campestris es del 21,3. «Por ejemplo, en los viñedos, prácticamente no encontramos Neophilaenus campestris, porque no les debe gustar alimentarse de este cultivo», comenta Miranda. 

En cuanto a los resultados por cultivo, los insectos capturados en almendros han presentado la mayor prevalencia, con un 25,7 por ciento, seguido de un 22,8 por ciento en los cultivos del olivo y de un 21 por ciento en los viñedos.

«Todavía no hay una cura para la xylella y aún tardará. Este análisis de estos dos tipos de insectos nos va a servir para explorar métodos de control de esta pandemia y establecer los riesgos de su transmisión. Por ejemplo, sabemos que el papel del Philaenus spumarius en la transmisión de la bacteria sería más relevante en todos los cultivos, en comparación con el del Neophilaenus campestris», concluye el científico.

Compartir el artículo

stats