Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trasmed denuncia que la Autoritat Portuària le descrimina

El barco fue obligado a esperar a que el buque de Baleària llegara a Alcúdia tras salir de Menorca con retraso

Trasmed denuncia que la Autoritat Portuària le descrimina

La compañía naviera Trasmed, que pertenece al grupo Grimaldi, ha denunciado el «trato discriminatorio» recibido por la Autoritat Portuària de Balears, por obligar a su buque a permanecer fondeado en la bahía de Alcúdia, para dar paso al barco de la naviera Baleària, que había llegado al puerto con retraso.

Este episodio, según fuentes de Trasmed, se produjo en la mañana de hoy. El buque Volcán del Teide, perteneciente a Grimaldi, que cubre la ruta Maó, Alcúdia, Barcelona, zarpó de Menorca a las diez de la mañana, respetando el horario previsto. A la 13.15 llegó al puerto de Alcúdia y solicitó autorización para atracar y desembarcar al pasaje. Sin embargo, la indicación recibida fue que, «siguiendo las órdenes de Autoritat Portuària de Balears», se le informaba que no se autorizaba el atraque, a la espera de la llegada de la embarcación de Baleària. Este buque salió de Menorca con una hora de retraso, por lo que llegó más tarde de lo previsto a Alcúdia. Y a pesar de ello pudo atracar y desembarcar al pasaje antes que el otro buque de la competencia.

La compañía Trasmed afirma a través de un comunicado que la decisión adoptada por los responsables del puerto, además de ir en contra de la programación de los horarios, ha supuesto un enorme perjuicio para los pasajeros, ya que fueron los que padecieron las consecuencias de una decisión que «cabe entender discriminatoria». La misma compañía asegura que, al no dejarle realizar el atraque y obligar al buque permanecer fondeado en la bahía de Alcúdia, se ha impedido a Trasmed cumplir con su horario programado, «perjudicándola y favoreciéndose a la naviera Baleària que es quien operaba con retraso».

A pesar de que estaba previsto que el buque Volcán del Teide atracara en el muelle a las 13.15 horas, el pasaje tuvo que esperar más de una hora a poder bajar de la embarcación. Además de ello, también retrasó el siguiente traslado hacia Barcelona.

La compañía Trasmed informó que se vieron afectados 61 pasajeros, 25 conductores y 55 camiones. Muchos de ellos se desplazaban hacia Barcelona, donde también llegaron con retraso.

Desde la Autoritat Portuària se detalló estar tarde que se adoptó esta decisión por la organización operativa de tierra. Se había organizado el embarque de todos los vehículos que debían subir al barco de Baleària, por lo que su retraso obligó a impedir el atraque de la otra embarcación. Las fuentes señalaron que hubiera sido mucho más complicado retirar de la zona a todos los vehículos que tenían previsto subir a esta embarcación, por lo que se optó por adoptar la decisión que ocasionaba menos problemas a la organización de tierra. Sin embargo, el desembarco realizado por el buque de Baleària fue mucho más lento de lo previsto, por lo que lógicamente perjudicó a la embarcación que aguardaba fondeada en la bahía de Alcúdia, que estaba esperando la autorización para atracar y desembarcar a los pasajeros que viajaban a bordo.

Sin embargo, las mismas fuentes señalaron que días atrás se produjo la situación adversa, es decir, se obligó al barco de Trasmediterránea a que fondeara en la bahía, mientras se esperaba la llegada del buque de Trasmed, que llegó con retraso al puerto de Alcúdia, que solo dispone de una zona de atraque de pasajeros.

Compartir el artículo

stats