La candidatura del anterior coordinador del partido recibió hace dos años el apoyo del 87% de la militancia. En aquel momento, votaron a favor 262 militantes de los casi 2.500 que tenía la formación. Hay que tener en cuenta que en aquella ocasión no existía la posibilidad de votar en contra, pero el 13% decidió depositar la papeleta en blanco por no estar de acuerdo con la lista planteada u olvido. En aquel momento, solo Maria Ramon, Ruth Mateu y Carles Gonyalons repitieron en la ejecutiva. La formación vivió una crisis importante tras conocerse los acuerdos del partido con el PSIB de Armengol. En aquel momento, una parte importante de la militancia rechazaba el pacto porque veían mejor estar fuera del Govern.