Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Con el cambio en la propiedad hotelera, las decisiones ya no se tomarán en Mallorca»

José Antonio Fernández de Alarcón y su socio Antonio Mesa, de Monlex, reconocidos como líderes en derecho del turismo en el ‘ranking’ Best Lawyers

Antonio Serra y José Antonio Fernández de Alarcón, de Monlex. | DM

Mallorca, la cuna del turismo español también, como no podía ser de otra manera, ha sido congraciada como cuna del derecho del turismo y el sector hotelero a nivel nacional con el reconocimiento a José Antonio Fernández de Alarcón y Antonio Serra, socios fundadores de Monlex, en el directorio legal Best Lawyers 2022.

Se trata de uno de los principales rankings internacionales de abogados que desde el año 2008 cuenta con una clasificación de los abogados más relevantes de España y en su edición número 14 ha reconocido a Monlex como uno de los despachos de referencia en el sector turismo y hotelero.

La entrada en el directorio Best Lawyers es un hito importante en el mundo jurídico, comenta Fernández de Alarcón, que tiene razón de ser por los clientes hoteleros y lobbies a los que representa Monlex. El despacho interviene en operaciones de gran calado nacional e internacional. Sin ir más lejos este año, por ejemplo, ha participado en la adquisición a Grupo TUI por parte de RIU del 49 % de la propiedad de 19 hoteles que ya operaban bajo la marca de la cadena mallorquina y dos terrenos con proyectos en construcción en México y Senegal, por 670 millones de euros, recuerda el abogado. También en otra más de la hotelera en Chicago o en la del hotel Natura Park en República Dominicana con la familia Crespí.

Operaciones «en ciernes»

Con la experiencia de tantos años en el sector turístico, Fernández de Alarcón observa el tránsito que se está produciendo en Balears, ante «ese proceso evidente —no sé si bueno o malo— con el cambio de la propiedad hotelera familiar hacia fondos de inversión».

Es cierto que esa evolución «es lenta, no ha sido tanto como se creía», pero no tiene freno. En este proceso en el que poco a poco activos en manos de familias hoteleras pasan a los fondos tiene que ver también «el cambio generacional, que hace dudar si seguir o dar entrada a grupos inversores», lo que depende de si «se resuelve bien» ese traspaso.

Así las cosas, el socio fundador de Monlex apunta a que hay dos operaciones «en ciernes» en Mallorca. Estamos ante una tendencia «imparable», añade.

De este devenir en el sector turístico quedan fuera algunas familias de hoteleros, los que están tras las grandes cadenas y las medianas.

Sobre lo que supone para la isla la llegada de inversores ajenos a los propietarios originales de hoteles desarrollados en los últimos cincuenta años, Fernández de Alarcón indica que «los trabajadores no se pierden, siguen aquí», pero con el cambio de estructura de la propiedad «los que toman las decisiones ya no estarán en Mallorca».

Mientras continúa la entrada de los grandes fondos en los hoteles de la isla, las compañías siguen «en movimiento, pero lento, con mucha seguridad» , y pendientes de las campañas de vacunación, de las que otra vez dependerá la temporada 2022.

Compartir el artículo

stats