Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Miguel Carballeda Presidente de la Once

«La soledad es una pandemia que ya estaba y se ha agravado con la covid»

«El aislamiento afecta en mayor medida a las personas con discapacidad porque se encuentran con una vida llena de barreras»

El presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, en una imagen reciente. |

Al frente de la entidad desde 2003, pronunciará hoy a las 19 horas en el Museu de Es Baluard la conferencia ‘Más solos que nunca’, una ponencia que inaugurará la presentación del ‘Anuari de l’Envelliment de les Illes Balears 2021’. Vendió cupones durante diez años en Palma

¿En qué va a consistir la charla Más solos que nunca?

Me llamó Carmen Orte hace unos meses y me planteó ir a Palma. Nos habíamos conocido en su estancia aquí en Madrid como responsable de la Imserso y me comentó que me había escuchado hablar una vez sobre el tema de la soledad en el colectivo de la discapacidad. La soledad es una pandemia que ya estaba y que ahora se ha agravado con la covid. La pandemia nos ha agotado a todos. Ahora mismo hay más personas con discapacidad por daños colaterales del coronavirus. Siempre se dan los datos de los fallecidos, una cifra que está en torno a los cinco millones de personas en el mundo y 85.000 en España, pero hay otras personas que han sufrido consecuencias, que han pasado la covid y les han quedado secuelas, lo que en algunos casos les convierte en nuevas personas con discapacidad. De hecho, ya hay una asociación de afectados. Nosotros tenemos un colectivo muy mayor, hemos tenido que ocuparnos de ellos. Estamos hablando de personas mayores solas y ciegas.

¿Sufren más la soledad las personas con discapacidad?

Ya hicimos una publicación en 2015 sobre la cuestión. Y, sí, la soledad afecta en mayor medida a las personas con discapacidad porque necesitan de servicios muy específicos que faltan en muchas ocasiones, y se encuentran con una vida llena de barreras, se les complica más todo. En la ONCE, por ejemplo, hemos tenido que incorporarnos a las nuevas tecnologías para buscar nuevas vías de comunicación. Anteayer premiábamos en nuestros galardones Discapnet a Amazon, porque hemos llegado a poder elaborar con ellos y, gracias a su implicación solidaria en su altavoz inteligente Alexa, un sistema por el que las personas ciegas ahora desde su casa pueden contactar con la ONCE para pedir un servicio de voluntariado para ir al médico o leerse un libro. Por ejemplo, uno de los 67.000 títulos que ofrecemos. Piensa que esa lectura es un antídoto perfecto contra la soledad. También estamos trabajando otros aspectos relacionados con la soledad y tenemos comisiones de soledad en todos nuestros centros. Y tratamos de detectar con todos nuestros profesionales de servicios sociales, 1.500 en toda España, un poquito las necesidades de cada persona para paliar esa soledad.

«Los ciegos han sufrido mucho durante la pandemia porque no se podía tocar nada por miedo al contagio; se encontraron muy solos y perdidos»

decoration

En el periodo más duro de la pandemia se interrumpieron las terapias para las personas con discapacidad. ¿Qué consecuencias ha tenido ese parón?

Pues consecuencias muy graves. En el caso de los ciegos, el proceso de rehabilitación se tiene que hacer con el tacto en gran medida. Si además no podías tocar para no contagiarte, pues el ciego estaba perdido. Nuestra escuela de perros guía tuvo que cerrar también, como todas las escuelas del mundo. Son una serie de circunstancias que se generan en cadena y producen un aislamiento muy fuerte.

¿Están cerca de recuperar la normalidad?

Estamos en ello. Pero se están pagando las consecuencias. En la gente mayor hay mucho miedo todavía. Tenemos un programa gracias al cual vamos a visitar a esta gente mayor, les llamamos para ver si tienen alguna necesidad, pero muchos siguen teniendo miedo al contagio. La presencialidad la vamos a ir recuperando a un ritmo lento. Con el tema de la soledad hay que ponerse muy serio y hay que trabajar. En primavera, Japón creó un ministerio de la soledad, el Reino Unido antes tenía una secretaría de Estado dedicada a la soledad y en Canadá hay un equivalente a una consejería sobre el tema. Aquí hace falta que demos pasos. La ONCE tiene en la calle algo que ya quisieran tener todos los países del mundo. Y son 19.000 personas, los centinelas de la ilusión, nuestros vendedores, que no sólo venden productos de juego. Son personas que escuchan a la gente, hablan con ellos. Además, les vamos a hacer una formación sobre oralidad para que puedan ayudar mejor al resto de la población mediante la escucha.

«Hay personas que se tiran semanas sin hablar con nadie»

decoration

No me ha hablado de la enfermedad mental como consecuencia del aislamiento y la soledad.

Que haya aumentado el suicidio no es cualquier cosa. Antes hablábamos de diez personas, ahora ya de once al día. Para que se suiciden diez u once personas al día hacen falta 200 intentos. No es un tema fácil. Y siempre hablamos de los fallecidos por la covid, pero insisto, hay muchos daños colaterales. Cuidado con las enfermedades mentales.

¿Qué estrategias se pueden poner en marcha para combatir la soledad en el mundo de la discapacidad?

Es muy importante poder unir a unos con otros, descubrir que no están solos en ese problema y poder hacer cosas juntos. También depende de cómo es su familia. Pero la realidad es que hay personas que se tiran semanas sin hablar con nadie. Y eso tiene consecuencias.

Compartir el artículo

stats