Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

Un no vacunado contra la covid: «Yo prefiero esperar a que aprueben la vacuna española, me da más confianza»

Salud revela argumentos de los reacios a vacunarse subrayando «que se contagian más y contagian más»

Un hombre recibe la vacuna contra el coronavirus. EFE

«Yo esperaré a que aprueben la vacuna española porque es la que me ofrece más confianza». Este argumento, que seguramente ha escuchado a alguna persona cercana, es uno de los aducidos a los trabajadores de infovacuna por las personas reacias a inmunizarse contra la covid-19.

«Sí, nos llamó la atención ese razonamiento que nos ha trasladado aproximadamente el 1% de las personas con las que hemos contactado», explica la técnica de salud que coordina estas labores de búsqueda.

Una experta que vuelve a romper una lanza a favor de las vacunas contra la covid diseñadas y fabricadas en un tiempo récord. «Son excelentes. Y los ensayos clínicos previos a su aprobación estaban diseñados para comprobar qué protección ofrecían frente a la posibilidad de desarrollar una enfermedad grave tras el contagio por SARS-CoV-2», subraya frente a las voces que consideran a las vacunas un fracaso por, según su opinión, no haber demostrado su eficacia para frenar los contagios ni que los propios inmunizados se contagien.

«Las personas que no se han vacunado no solo se contagian más, sino que también contagian a más personas», apunta la experta sin atreverse a atribuir esta circunstancia a que el no inmunizado porta más carga viral en su organismo.

«Lo que sí se ha demostrado es que las PCR detectan más rápidamente un caso positivo en una persona no vacunada que en un vacunado que se haya podido reinfectar», aporta un argumento.

Del 75% al 15% de positivos

«Y en los brotes que hemos tenido en cenas con varios comensales hemos comprobado que si el contagiador estaba vacunado, sus contactos estrechos positivizaban menos. Y si estos no lo estaban, aumentaban los contagios. Así, hemos visto que en los brotes de estas características se contagiaba el 75% de los contactos estrechos si no estaban vacunados y tan solo el 15% si lo estaban».

Por todo lo expuesto, la responsable de Salud explica que en estos momentos se está actuando con el principio de precaución para proteger a los mayores de 60 años y aplicando el principio de prudencia para el resto de la población. «A día de hoy no hemos observado una pérdida de protección de la vacuna en los colectivos mayores de 60 y 70 años. Sí quizá en los mayores de 80 pero no sabemos si se debe a la inmunosenescencia (deterioro gradual del sistema inmune provocado por el avance natural de la edad)», concluye.

Los hospitales siguen tranquilos pese a doblarse los casos

Otro dato que demuestra el efecto beneficioso de las vacunas es que pese a que el número de nuevos contagios crece y la incidencia sube, la situación asistencial en los hospitales es de absoluta normalidad. Y este es un hecho que se demuestra con cifras. Según los datos comunicados ayer por Salud, había un total de 2.040 personas con el contagio activo que están pasando la enfermedad en sus domicilios o hoteles puente bajo el control de Atención Primaria. En este escenario, ayer había 27 personas ingresadas en la UCI y 52 en planta para sumar un total de 79 hospitalizados por covid-19. Pero hace ahora justo tres semanas, el pasado viernes 29 de octubre, los contagios activos leves eran 1.000 justos, la mitad que ahora, y había 65 hospitalizados. Por tanto, el hecho de que al doblarse el número de casos no se haya traducido en una misma duplicación de los hospitalizados debería hacer reflexionar a los que aún cuestionan la eficacia de las vacunas.

Salud informó ayer de 146 nuevos casos de covid-19 en las últimas 24 horas y de que la incidencia acumulada en los últimos catorce días se había elevado hasta los 153 casos por cada 100.000 habitantes. La cifra de fallecimientos desde el inicio de la crisis se mantiene en 1.014.

Compartir el artículo

stats