Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La caída de los márgenes de beneficio marcará la temporada turística 2022 en Baleares

Viene un año en el que se sufrirá también «fuga de talento»

El evento New Age Talent se celebró en la Facultad de Turismo. | M.B.M.

En una jornada en la que se mostró la necesaria y fructífera simbiosis del talento de la Facultad de Turismo de la Universitat de les Illes Balears (UIB) y el tejido empresarial , se puso ayer de manifiesto que la caída de los márgenes marcará la temporada 2022, una vez que ya se está produciendo y se incrementará de la mano de las fusiones en la industria.

El salón de actos de Turismo acogió ayer la jornada New Age Talent, organizada por DirectsBeds, empresa de estrategia comercial y formación turística, la facultad de la UIB y la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), en la que se expusieron emotivos casos de éxito de alumnos de la Universitat que han participado en el programa de mentoría que lidera la profesora Mireia Faugier.

A pesar de la crisis y del retraso del inicio de la temporada 2021 y la incertidumbre, Faugier dejó constancia de que el pasado verano fueron colocados en empresas de las islas 120 de sus alumnos.

Tras las exposiciones de los estudiantes de Turismo que trabajan en Destination Touristik Services (el receptivo de DER Touristik), Garden Hotels, la plataforma de distribución hotelera Fastpayhotels y Fergus Hotels , se celebró una mesa redonda. Sobre lo que viene Álex Gisbert, consejero delegado de Fastpay, dejó claro cómo en la intermediación se «ha aprendido a vivir con menos gente», con el reemplazo de la tecnología y en el entorno empresarial, con más deuda y menos ingresos tras año y medio de crisis, ya «se está operando con márgenes inferiores» y el negocio pospandemia «será un pelín menos rentable».

Este panorama va a forzar cambios el próximo año, después de que este ya se han cerrado adquisiciones como la de Hyatt sobre la compañía AMResort de Apple Leisure Group, que supone el desembarco en Europa del gigante estadounidense entrando por Mallorca —donde está la sede de la hotelera comprada—, o la concentración de Viajes El Corte Inglés y Logritravel. Precisamente las fusiones son la respuesta a esa menor rentabilidad en el sector, subrayó Gisbert.

Estudiantes de la Facultad de Turismo de la UIB expusieron sus casos de éxito en empresas de la isla

decoration

Con el CEO de Faspayhotels coincidió Tolo Deyà, vicedecano de Turismo, para quien esa «reducción importante de márgenes será la tónica de 2022», por lo que con la cascada de fusiones que buscan la eficiencia y conllevan recortes habrá trabajadores que se tendrán que reinventar.

Así las cosas, la temporada pasada no le resultó fácil al sector nutrir sus plantillas, dada la temporalidad de la actividad y la incertidumbre añadida por la crisis. «Mucha gente no sentía pasión por lo que hacía», consideró Faugier, de ahí su trasvase a otras ramas. «Muchos hoteles me llamaban porque (los trabajadores) no querían venir para dos o tres meses». Y según se expuso desde el público se teme que se repita el próximo verano. En ese sentido la presidenta de la FEHM, María Frontera, sostuvo que «2022 «va a ser un año de fuga de talento, lo vamos a sufrir muchísimo».

Digitalización y empatía

La pandemia ha acelerado «a velocidad de vértigo» la digitalización del sector, como resaltó Patricia Rosselló, CEO de Roibos, startup de distribución hotelera nacida en la pandemia, y serán muy relevantes los perfiles tangenciales, sin olvidarse de que la base del turismo es «la empatía», acotó Deyà. El rector, Jaume Carot, y la decana, Dolores Tirado, clausuraron el evento.

Compartir el artículo

stats