La intensa lluvia ha provocado un apagón de todos los sistemas eléctricos del juzgado de Vía Alemania, en Palma. La tormenta continua ha sido la causa de la avería, tanto de los sistemas informáticos, como eléctricos, por lo que ha paralizado de golpe toda la actividad del juzgado de Palma. En pocos minutos, se conseguía recuperar el fluido eléctrico, pero poco antes de las doce y media de nuevo los juzgados han vuelto a quedarse sin luz.

Según han informado fuentes del sindicato de funcionarios CSIF, la luz se ha ido en varias ocasiones a lo largo de la mañana, lo que ha provocado que se reiniciaran a la vez todos los sistemas cuando se ha podido recuperar la electricidad.

Desde el CSIF han recalcado que los problemas informáticos son habituales en los Juzgados, con servidores que "se colapsan" a menudo, y que los equipos tardan mucho tiempo en reiniciarse. La organización sindical ha subrayado que esto ha supuesto que los funcionarios estuvieran "durante la mañana sin poder trabajar" y han insistido en que es un problema que han trasladado al Ministerio de Justicia en varias ocasiones.

El CSIF ha aprovechado así para denunciar una vez más la precariedad en los medios de la administración de Justicia, remarcando, entre otros ejemplos, que en algunas oficinas los trabajadores no cuentan con teléfono propio y tienen que compartir uno, algo que se recomienda evitar para prevenir contagios de COVID.

Algunos ciudadanos que se encontraban esta mañana en Vía Alemania para realizar trámites se han visto sorprendidos por este inesperado apagón. Esta avería generalizada en el edificio está retrasando muchos de los trámites previstos en cada uno de los juzgado. Los que ya se estaban tramitando se han tenido que paralizar, debido a que los ordenadores, por falta de suministro eléctricos, no funcionaban.