Joan Perelló, consejero delegado de Sanifit Therapeutics, compañía biofarmacéutica cardio-renal en fase clínica centrada en tratamientos para trastornos de calcificación vascular progresiva radicada en el ParcBit, ha subrayado que la venta de esta compañía a la empresa internacional Vifor Pharma no comportará el desmantelamiento de la infraestructura de Sanifit en el ParcBit de Palma donde en estos momentos trabajan unas 25 personas, básicamente licenciados y doctores en Ciencias de la Salud y clínicos especializados en insuficiencias renales y cardiólogos como su propio director médico.

Sanifit se sustenta en dos patas, una en el ParcBit y la otra en Estados Unidos, con un número similar de trabajadores, y ambas se mantendrán pese a la venta de la empresa, conocida hoy, que prevé un pago inicial de 205 millones de euros, pagos por hitos precomerciales hasta un máximo de 170 millones de euros y otros pagos en función de otros hitos comerciales. En una operación que el propio Perelló ha calificado como "la mayor adquisición en el sector biotecnológico de este país".

Perelló ha remitido a comunicaciones posteriores para aclarar cuál será el retorno que supondrá esta venta en la UIB y en sus inversores privados entre los que se encuentra el Estado español, pero ha adelantado que se tratará de un "retorno importante" para la Universitat balear que, ha recordado, "es la que ha puesto la tecnología".

Perelló ha explicado que la compra se produce cuando uno de los fármacos que están investigando para la calcifilaxis comenzará el año que viene la fase III de los ensayos clínicos previos a su comercialización que, ha estimado el consejero delegado, podría arrojar sus resultados en nueve meses. Y de ahí a su comercialización podría transcurrir un periodo similar.

En esta fase III del estudio participan 66 pacientes con esta patología rara que afecta a unas 10.000 personas en todo el mundo y que se caracteriza, como la enfermedad arterial periférica para la que Sanifit está diseñando otro fármaco, por la acumulación de calcio en las arterias.

El Premi Diario de Mallorca Empresa se ha otorgado a la compañía Sanifit Bernardo Arzayus

Y la venta permitirá avanzar en el desarrollo de este segundo fármaco contra la enfermedad arterial periférica, patología rara también pero en su rango más alto porque afectaría a unas 325.000 personas entre Estados Unidos y Europa y que Perelló explica que se caracteriza por una acumulación de calcio en las extremidades inferiores que provoca una dificultad ambulatoria que suele concluir con la amputación de las extremidades y con una mortalidad cercana al 50%, incluso después de esta drástica intervención.

"El ensayo va dirigido a mejorar la capacidad ambulatoria de los pacientes pero va a estudiar también las amputaciones y los índices de supervivencia", concluye Perelló recordando que esta patología afecta en Estados Unidos al 37% de los pacientes sometidos a tratamientos de diálisis por insuficiencia renal y en Europa a una horquilla que oscila entre el 25% y el 40% de los enfermos que siguen estos tratamientos.

Perelló ha estimado que los estudios sobre este último fármaco podrían estar concluidos entre 2024 y 2025. El consejero delegado se ha mostrado optimista sobre la posibilidad de que los ensayos clínicos de Sanifit lleguen a buen puerto y concluyan con su salida al mercado recordando que solo un 0,1% de los medicamentos en investigación lo consiguen aunque congratulándose de que "entre el 40% y el 50% que llegan a esta fase acaban siendo comercializados".

Esta compra insuflará fondos para avanzar en el ensayo clínico de este último fármaco, ha subrayado el consejero delegado de la empresa de biotecnología balear recordando que no existen fármacos autorizados para estas dos enfermedades pese a que, ha recordado, la mortalidad por insuficiencia renal anual es más elevada que las defunciones que ha provocado la covid-19.

El consejero delegado de Sanifit, que ha sido premiada por Diario de Mallorca este año, ha señalado que esta distinción previa a la venta más importante en el sector biotecnológico español, "ha sido como una premonición".