Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caixabank no prevé subir los intereses pese a que la inflación se ha disparado

La directora general María Cruz afirma que el mercado "se normalizará en pocos meses"

María Cruz Rivero, responsable territorial de Caixabank. J.F.M.

Caixabank, la entidad financiera más importante de Baleares, no prevé a corto plazo una subida de los tipos de interés de las hipotecas, a pesar de que la inflación se sitúa en estos momentos por encima del cinco por ciento. Así lo anunció esta mañana María Cruz Rivero, directora territorial de Baleares de la entidad financiera, que mostró su esperanza de que esta subida drástica de los precios solo sea una situación puntual, que se solucione en pocos meses.

Rivero calificó la situación de “inflación coyuntural, que ira desapareciendo en los próximos meses”. La directora provincial señaló que es necesario ir ajustando los precios y detalló que esta situación se ha producido por un problema de exceso de demanda. “La previsión que tenemos es que la situación se modere”, y que en breve la inflación se sitúe en el mismo porcentaje que hace pocos meses. “Debido a la pandemia ahora nos encontramos ante una demanda de exceso de pedidos que el mercado no puede dar respuesta, por lo que el mercado está desajustado”. Si bien no quiso dar fechas de cuándo se va a producir esta normalidad en el mercado, la directora territorial de Caixabank en Baleares quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a los clientes que tienen contratada una hipoteca con la entidad financiera: el alto índice de la inflación no va a repercutir en los tipos de interés. Es decir, no está previsto que los bancos aumenten el precio de los intereses que se cobran por financiar la compra de una vivienda.

Por otra parte, María Cruz Rivero también se mostró muy satisfecha del resultado del proceso de integración tecnológica de la cartera de clientes de Bankia, que ha sido asumida por Caixabank. “Ha sido un proceso en el que se han implicado todos los departamentos de la entidad”, explicó la directora territorial. “La integración tecnológica se desarrolló durante el fin de semana y el lunes se gestionó todo con normalidad”, señaló Rivera, que detalló que Caixabank ha asumido las cuentas de unos 250.000 clientes de Bankia en Baleares.

Esta integración fue el resultado de un año de trabajo, en el que los antiguos empleados de Bankia han tenido que realizar un proceso de formación, con el objetivo principal de que los nuevos clientes no sufrieran las consecuencias de lo que representa esta transformación informática, para que pudieran operar con normalidad desde el primer momento. Rivera señaló la “enorme responsabilidad” que representa en estos momentos que Caixabank se convierta en el principal banco de referencia en Baleares.

Compartir el artículo

stats