Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balears «araña hasta el último euro» y cierra octubre con más empresas activas que en 2019

Economistas y patronales destacan que el sector turístico ha alargado todo lo posible la temporada estival para obtener los recursos suficientes con los que poder superar el invierno

Polígono de Son Castelló.

Las empresas de Balears han alargado la temporada turística todo lo posible con el fin de «arañar hasta el último euro» para superar los meses de inactividad invernal. Eso explica la «agradable sorpresa» de que el pasado mes de octubre se cerró con una cifra de empresas de alta en el Régimen General de la Seguridad Social que supera no solo las del mismo mes de 2020, sino incluso los datos previos a la pandemia de 2019.

Economistas y patronales consultados no ocultan que esa prolongación de la temporada turística «tiene más que ver con la necesidad que con la virtud», dado que debido al coronavirus no pudo iniciarse hasta junio, y las cifras de visitantes siguen sin alcanzar las que se registraban antes de aplicar las restricciones. Eso ha provocado la necesidad de aguantar con el negocio abierto todo lo posible, con el fin de alcanzar un nivel de ingresos suficiente para que las reservas económicas obtenidas permitan aguantar hasta la temporada de 2022, según coinciden en señalar el catedrático de Economía Aplicada y director de la Fundación Impulsa, Antoni Riera, y el director general de Modelo Económico del Govern, Llorenç Pou. Pero con un matiz añadido: eso se ha conseguido precisamente porque este año sí ha habido temporada turística, con Balears como líder en la reactivación de este sector en España. Eso explica que los presidentes de las patronales CAEB y PIMEM, Carmen Planas y Jordi Mora respectivamente, hagan una valoración muy positiva de este hecho, que el segundo no duda en calificar de «una agradable sorpresa».

Cifras de la reactivación

Las cifras facilitadas por la Tesorería General de la Seguridad Social en Balears reflejan lo expuesto hasta ahora. El pasado octubre se cerró en las islas con 43.078 empresas de alta en el Régimen General. En ese mismo mes de 2019, antes de la pandemia, ese número había sido de 42.545.

Es la primera vez en lo que se lleva de 2021 en el que ese tejido empresarial supera los niveles de la prepandemia, y además muestra otro dato adicional: la cifra de este pasado octubre registra un descenso mínimo en relación a septiembre y agosto, lo que demuestra que los negocios que abrieron durante el verano han intentado aguantar en activo hasta el último momento.

Como es lógico, esta prolongación de la actividad empresarial se sustenta en el sector servicios, en el que se enmarcan las ramas más vinculadas al turismo. En octubre de este año se contabilizaron 34.028 empresas de alta en este sector terciario, por encima de las 33.181 de 2019.

Un sector "resiliente"

Por contra, en la construcción había 6.171 altas, por debajo de las 6.203 contabilizadas antes de la pandemia. En el caso de la industria, también aparece una reducción, con 2.709 altas en 2021 y 2.978 en 2019.

Las cifras de empresas activas durante el pasado mes de octubre demuestran que el sector turístico balear es «resiliente y muy competitivo», según pone de relieve el presidente de PIMEM, Jordi Mora. Porque en su opinión, la celeridad con que ha reaccionado para reactivarse y permanecer abierto el mayor tiempo posible está permitiendo que la recuperación económica de las islas sea más rápida que la del resto del país, tal y como sucedió en la crisis de 2008.

El crecimiento de las empresas en activo se ha dado en el sector servicios, en el que se enmarca el turismo

decoration

Su homóloga en CAEB, Carmen Planas, también pone en valor la recuperación económica que se está dando en las islas, con un claro efecto rebote respecto al pasado ejercicio.

En este sentido, tanto el director de la Fundación Impulsa, Antoni Riera, como el director general de Modelo Económico, Llorenç Pou, subrayan el peso que el sector turístico está teniendo en la reactivación de la economía balear.

Prueba de ello son los datos de empresas de alta en el Régimen General correspondientes a los sectores más vinculados con los servicios que se prestan a los visitantes.

Durante el pasado mes de octubre, el sector del alojamiento contó con 1.898 altas, cuando en las mismas fechas de 2019 habían sido 1.850. En el caso de bares y restaurantes, las 6.299 altas de este año han quedado claramente por encima de las 5.647 anteriores a la pandemia. El comercio minorista sumó durante el mes pasado 5.683 empresas registradas en el Régimen General, cuando dos años atrás había contabilizado 5.512. Finalmente, en el transporte la cifra de este año fue de 1.858, frente a las 1.643 altas de 2019.

Compartir el artículo

stats