Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El XXX Mercadet de Nadal de Es Refugi ya reparte ilusión en la Misericòrdia

El evento solidario se celebra desde hoy hasta el sábado para ayudar a las personas sin hogar

17

El XXX Mercadet de Nadal de Es Refugi ya reparte ilusión en la Misericòrdia

El espíritu navideño empieza a llenar las calles de Palma. En la Misericòrdia ya se huele la ilusión en la XXX edición del tradicional Mercadet de Nadal de la Asociación Altruista Es Refugi. La enorme carpa instalada en el patio acoge varios puestos en los que los asistentes encontrarán todo tipo de regalos de Navidad: desde libros, bolsos, bisutería, ropa para adultos y niños, hasta zapatos, pesebres hechos a mano e incluso muebles antiguos y vintage.

El mercadillo solidario, llamado 'Aprofita i ajuda', ha abierto sus puertas este jueves y estará hasta el sábado, desde las 11:00 horas hasta las 20:00, en horario continuado. Además, los asistentes podrán degustar la comida casera elaborada por los voluntarios en el restaurante de la carpa.

De hecho, todos los días a la hora de comer se realizará una rifa para sortear un viaje a Europa y a la Península, una estancia en hotel de 5 estrellas, tres collares de la diseñadora Macu Blanes y una televisión. Entre los puestos que alberga el evento, hay una tómbola con premio seguro: cada papeleta cuesta tres euros, y se puede ganar desde productos artesanales, electrodomésticos o incluso un viaje a París.

También hay un bazar, una tienda de ropa de segunda mano, otra de libros, e incluso un puesto de antigüedades, entre otros. Además, el sábado —el último día de mercadillo— habrá rebajas en casi todos los artículos.

La entrada al mercadillo cuesta dos euros solidarios; para los niños es gratis. Todo el dinero que se recaude hasta el sábado sufragará la obra social de Es Refugi, una entidad que trabaja con personas sin hogar y en riesgo de exclusión social.

El presidente de la asociación, Fernando Villalobos, ha mostrado su satisfacción por el "éxito" que ha supuesto celebrar el evento pese a las restricciones por la pandemia y las dificultades meteorológicas. "Después de estar un año sin casi actividad, nos alegramos mucho de poder reiniciar el mercadillo. Está viniendo mucha gente, se nota que los asistentes tienen muchas ganas de comprar y de volver a la normalidad", ha manifestado.

María Oliver lleva 29 años siendo voluntaria en el Mercadet de Nadal; este año, en el bazar y en el puesto de los libros. "Es muy agradable poder ayudar en Es Refugi. Todo lo que vendemos son cosas que se han donado a la asociación, pero muchas son nuevas. La gente es muy solidaria", celebra. El año pasado se tuvo que cancelar el mercadillo por la pandemia y la voluntaria asegura que "añoraba poder venir": "Yo siempre he pensado que es más importante ayudar a los demás en lugar de que te ayuden".

Este año, además, el evento conmemora al fundador de Es Refugi, Antonio Garau, que falleció el pasado 12 de agosto.

Compartir el artículo

stats