Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis en Son Sant Joan

La jueza dicta una orden nacional de detención de los migrantes fugados del avión

La Policía sostiene que la mayoría de los huidos siguen en Mallorca y que pretenden salir de la isla - 13 de los 25 implicados en el incidente siguen desaparecidos una semana después

Una patrulla de la Guardia Civil, este viernes, en el aeropuerto de Son Sant Joan.

La jueza que investiga la fuga masiva de migrantes de un avión aterrizado de emergencia en Palma ha dictado una orden nacional de detención contra los 13 sospechosos que siguen huidos. Los investigadores de la Policía Nacional sostienen que la mayoría de ellos siguen en Mallorca y que están intentando marcharse de la isla, según información a la que ha tenido acceso este diario. Dos de los acusados consiguieron embarcar horas después del altercado en Son Sant Joan en un ferri rumbo a Barcelona, donde se ha perdido su rastro.

La titular del juzgado de instrucción número 6 de Palma, encargada de las pesquisas, emitió anteayer sendas órdenes nacionales de búsqueda y detención contra los fugitivos, según han explicado fuentes próximas a la investigación. El operativo de localización se extiende así a toda España para mejorar la coordinación entre las diferentes fuerzas de seguridad de ámbitos estatales, autonómicos y locales. La orden podría extenderse en los próximos días a nivel internacional.

La Policía Nacional sigue llevando a cabo gestiones para recabar toda la información posible de los 13 migrantes que, cuando se cumple una semana del grave incidente en el aeropuerto de Palma, siguen en paradero desconocido. Fueron 25 los pasajeros del vuelo que unía Casablanca (Marruecos) y Estambul (Turquía) quienes se dieron a la fuga tras el aterrizaje de emergencia en Palma el pasado viernes. 12 de ellos, todos jóvenes marroquíes excepto un palestino, fueron arrestados en las horas siguientes, tanto en los alrededores de Son Sant Joan como en Palma y Marratxí. El resto consiguió su objetivo.

La magistrada decretó el pasado lunes el ingreso en prisión de los sospechosos que, hasta el momento, han sido arrestados. Sobre ellos pesan acusaciones por delitos de sedición, desórdenes públicos y favorecimiento de la inmigración irregular. Según las pesquisas, la fuga en Palma formaba parte de un plan diseñado con antelación en un grupo de Facebook formado por miles de jóvenes marroquíes. En julio pasado, se publicó un mensaje en el que se buscaban voluntarios a fin de entrar en Europa de forma irregular. La idea era que un pasajero de un vuelo entre Marruecos y Turquía debía fingir una indisposición para obligar al avión a aterrizar de emergencia en España. Una vez en tierra, los pasajeros debían salir de la aeronave por la fuerza. Un guion escrito cuatro meses antes que coincide con lo ocurrido el pasado viernes en Son Sant Joan.

Compartir el artículo

stats