Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio de la isla se fragmenta en tres patronales

PIMEM presentará este mes su nueva organización tras no lograr la reunificación con Pimeco

La fragmentación que el comercio mallorquín está registrando en su representación no tiene precedentes, ante la inminente aparición de la que va a ser la tercera patronal de este sector en la isla. A finales de este mes la federación de la pequeña y mediana empresa de Mallorca (PIMEM) tiene previsto presentar públicamente su nueva sectorial, que se sumará a Afedeco, enmarcada en CAEB, y Pimeco, que se independizó hace años. Pero se trata de un proceso que está generando fuertes fricciones entre estas organizaciones empresariales.

El presidente de PIMEM, Jordi Mora, confirmó que dentro de dos semanas se presentará su nueva asociación de comercio, y aseguró que formarán parte de ella algunas importantes firmas de este sector.

La aparición de la nueva PIMEM-Comercio se va a producir tras el fallido intento de que su antigua organización, Pimeco, retornara al seno de esta federación, después de haberse independizado hace años, y ello a pesar de que hace meses se anunció públicamente ese retorno.

Jordi Mora restó importancia al fracaso en ese intento de integración, asegurando que su relación con los responsables de Pimeco seguía siendo muy buena.

Malestar en el sector

Sin embargo, los presidentes de Afedeco y de Pimeco, Toni Gayà y Antoni Fuster respectivamente, no ocultaron el malestar que la estrategia de Jordi Mora ha generado, al asegurar los dos que «ni la comprendemos ni la compartimos».

Además, Gayà acusó al presidente de PIMEM de haber actuado con «muy poco respeto» hacia las dos asociaciones ya existentes, al acusarle de haber contactado con algunas empresas afiliadas a ambas para llevárselas a la nueva patronal sectorial que se va a presentar en breve, de ahí que advierta ya que las relaciones con ella van a ser nulas.

En este sentido, Fuster y Gayà recordaron que no se va a tener que negociar un nuevo convenio colectivo para el comercio balear hasta 2024, y ya se anunció que en esa mesa con los sindicatos no va a haber una silla para la nueva sectorial de PIMEM. Hay que recordar que se trata del segundo convenio más importante de Balears, por detrás del de hostelería.

Un punto que destacan algunos empresarios consultados es que esta fragmentación en la representación empresarial no es una buena noticia, al entorpecer las negociaciones que habitualmente se mantienen con las diferentes Administraciones.

Compartir el artículo

stats