La trabajadora del Institut Balear de la Joventut (IBJOVE), la periodista Empar Bosch, ha publicado a través de Facebook que la pasada legislatura acosa con mensajes de contenido sexual por parte del recién nombrado director de la Oficina Balear de la Infancia y Adolescencia, Josep Lluís Riera, cuando ambos trabajaban en el IBJOVE en la pasada legislatura. Bosch explica que ha remitido una carta a la consellera de Servicios Sociales, Fina Santiago, donde relata los hechos debido a que el IBJOVE pertenece a su conselleria. Desde Servicios Sociales apuntaron que desde el momento que tuvieron conocimiento de la denuncia que relata la periodista abrieron un protocolo para esclarecer si existió acoso.

En su misiva, Bosch explica a Santiago que el acoso de Riera venía "con chistes de contenido sexual, comentarios sexuales, preguntas sobre la vida sexual y asignación de trabajos sin sentido que no estaban relacionadas con mi formación ni experiencia". Añade que Riera, que en aquellos momentos era su jefe jerárquico, acompañaba los encargos de trabajo "utilizando constantemente una forma de tratarme ofensiva".

Mi médico de cabecera, que es un amor, me dijo la semana pasada que me daba la baja por una semana pero que hoy no me la...

Posted by Empar Isabel Bosch Sans on Friday, November 5, 2021

La trabajadora pidió reunirse con la consellera Santiago tras conocer que Riera había sido designado director de la Oficina de Menores. Apunta que la obligaron a poner por escrito los motivos de su reunión. No obstante, fuentes de Servicios Sociales señalaron que Empar Bosch registró un escrito dirigido a la consellera Fina Santiago donde exponía "que una mujer había sido sometida a acoso en un departamento de la conselleria sin explicar nada más". También pedía una reunión con la consellera. En estos momentos, Santiago ordenó por escrito a la directora general de Infancia, Juventud y Familias y al gerente del IBJOVE que se iniciara el protocolo de acoso de IBJOVE y dio hora a la trabajadora para reunirse con ella. El 27 de octubre "debía producirse la reunión pero la trabajadora, el mismo día, la anuló alegando que no se encontraba bien y le contestaron que avisara al estar bien. Horas después se dio de baja laboral".

En su escrito en las redes, Bosch explica que su médico de cabecera la está animando a realizar esta denuncia pública y que su abogado le comentó: "Como entregues esta carta, que es una bomba, te van a crujir".

En Servicios Sociales, por último, señalaron también que la consellera Fina Santiago se "mantendrá firme ante cualquier situación de acoso sexual, todo y mantener los derechos y garantías de los implicados".

Josep Lluís Riera, por su parte, asegura no reconocerse en los comentarios que expone y señala que está "a disposición de cualquier acción que se le encomiende desde el protocolo".