Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pacto busca un interino de perfil bajo para suceder a Far en Anticorrupción

El PP hará comparecer al dimitido para que explique las presiones recibidas y Més per Menorca acusa al PSOE de «perseguir y fustigar a Far para poner un afín» - Apesteguia, nuevo líder de Més, borra un tuit en el que ponía en duda el organismo

Jaume Far deberá comparecer en el Parlament de nuevo para explicar los motivos de su marcha. Manu Mielniezuk

Encontrar a una persona que pueda suceder a Jaume Far al frente de la Oficina de Lucha contra la Corrupción, con trayectoria y que levante el consenso mayoritario del Parlament, se antoja una tarea difícil. Por ello, los partidos del Pacto de Izquierdas están buscando la figura de un interino de perfil público bajo que pueda concluir el mandato de Jaume Far y su equipo, que finaliza a principios del año 2023.

Far fue elegido por el Parlament en diciembre de 2017 y tomó posesión como director de la Oficina de Lucha Contra la Corrupción en enero de 2018 por un periodo máximo de cinco años. Por consiguiente, si Far no hubiera dimitido, en diciembre de 2022 o principios de 2023 el Parlament debería decidir si lo renueva en el cargo.

Según fuentes del Pacto, el hecho de que Far deja su puesto en enero y solo faltará un año para concluir el mandato, aboca a buscar una persona con trayectoria, pero con perfil técnico que pueda asumir el puesto de forma interina. Todavía no se ha iniciado la negociación entre socios del Pacto.

Més per Menorca ataca al PSOE

Por otra parte, el diputado y portavoz de Més per Menorca, Josep Castells, acusó ayer al PSIB-PSOE de «perseguir y fustigar con virulencia» al director de la Oficina Anticorrupción, Jaume Far, para «colocar a una persona afín a los socialistas». Castells, cuyo voto es necesario para que la izquierda pueda elegir un sustituto de Far, vaticinó que «será muy difícil encontrar a una persona independiente de consenso». Recordó que la propuesta de Far salió de Més per Mallorca y sus investigaciones «han molestado a los socialistas y Més per Mallorca y Podemos no han sabido ver la operación que estaban orquestando los socialistas para propiciar la dimisión de Far». Según el diputado menorquín, todo este proceso acabará con la desaparición de la Oficina Anticorrupción.

La portavoz adjunta del PSIB, Silvia Cano, respondió a Castells tras la junta de portavoces. Cano apuntó que «si el pecado que hemos cometido ha sido pedir la comparecencia de Jaume Far ante unas graves irregularidades que detectó la Sindicatura de Comptes, creo que actuamos de forma correcta».

Por su parte, el portavoz del PP Toni Costa anunció que han solicitado la comparecencia parlamentaria de Far para que «explique las presiones del PSOE que han abocado a su dimisión, ya que creemos que ha habido otras muchas razones que las meramente profesionales». De todas formas, Costa reclamó aprovechar la oportunidad y cerrar la Oficina de Lucha contra la Corrupción, al considerar que «es un órgano que genera duplicidades con la Sindicatura y la Fiscalía y tiene un elevado coste». En este mismo sentido se manifestó el portavoz de El Pi, Josep Melià, quien aseguró que «si El Pi es necesario para nombrar al sustituto de Jaume Far exigiremos que se fusione con la Sindicatura».

El polémico tuit de Apesteguia

Lluís Apesteguia, nuevo líder de Més, puso en un aprieto ayer a su compañero y diputado Joan Más Collet. El de Deià publicó un mensaje donde ponía en duda la utilidad de la Oficina Anticorrupción y al poco tiempo se vio obligado a borrarlo. El PP, en concreto el diputado Sebastià Sagreras Peixet en IB3 y Toni Costa en el Parlament interpelaron a Más con el tuit de sus «jefe». Collet, que en las primarias era rival de Apesteguia, le contestó a Sagreras en la televisión que «Apesteguia no es jefe de nada, ha ganado las primarias».

Tòfol Milán El número dos de Far, siempre en órbita socialista, entre los que suenan

En la mesa del Pacto hay pocos perfiles para sustituir a Jaume Far. Uno de los nombres que han sonado para hacer la función de director interino hasta la conclusión del mandato es el actual número dos de Anticorrupción. Se trata de Tòfol Milán, jefe del área de Ética Pública, Prevención e Integridad del organismo.

Tòfol Milán. D.M.

Milán representa la continuidad en el equipo de Anticorrupción y tiene un extenso currículum en puesto de relevancia en la gestión pública. Lo que ocurre es que en todos ellos ha estado bajo la órbita socialista. Ha sido director general de Presupuestos del Govern e Interventor de la Comunidad con Antich. Asimismo, trabajó en el área económica de la Guardia Civil cuando Joan Mesquida era director general en tiempos de Zapatero. De igual modo, es funcionario y ha sido gerente y director general del ayuntamiento de Calvià con Margarita Nájera y con Alfonso Rodríguez.

También se ha apuntado a María Belén Méndez, jefa de área de Investigación con Far y funcionaria de la Sindicatura de Comptes.

Compartir el artículo

stats