Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Lluís Apesteguia, el candidato más breve | Por Matías Vallés

Lluís Apesteguia ha ganado las primarias de Més G. Bosch

Por si sirve para arrancar de la estupefacción a los dirigentes de Més pillados a contrapié por su propio partido, militantes de base admiten que votaron a Lluís Apesteguia «per fotre». También influyó la evidencia de que el PSOE se rio de Més en la negociación de los dos Pactos, conquistados por Antonio Diéguez y Iago Negueruela para un PSOE que no pierde oportunidad de jactarse de la humillación. Es posible que Més per Menorca decida más desde el exterior del Govern que Més per Mallorca en el interior sin vistas.

Apesteguia ha sido recibido con tanto odio, que el candidato más breve de Més puede durar menos que Borrell cuando fue elegido aspirante a La Moncloa sin reunir la condición de secretario general del PSOE. Se le inventa un escándalo y listos, vuelve Almunia.

En lugar de festejar al candidato, Més remite la venganza contra Apesteguia al congreso de noviembre, anulando así la cita del pasado domingo. Al relativizar el margen de la victoria de su enemigo, Antoni Noguera exhibe una ignorancia matemática que justifica sus fracasos. Por si el 56 por ciento del ganador le parece poco, Pedro Sánchez obtuvo un 50 en las primarias socialistas. Aplastó por tanto con menos margen el 40 por ciento de Susana Díaz, y un año después presidía el Gobierno.

Enfrascado en su animadversión contra Apesteguia, el aparato de Més olvida confesar que su candidata vapuleada no debe poseer unas dotes excepcionales. Retomando los precedentes históricos, también Santiago Carrillo apodó «Juan Carlos el Breve» al recién estrenado rey de España. Al reprocharle su error de apreciación, el dirigente comunista se corrigió en que el monarca «nos sorprendió a todos». Es la única opción del soberanista Apesteguia.

Compartir el artículo

stats