Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aprueban la ley que acentúa el control a los grandes tenedores y sus pisos vacíos

El Parlament facilitará el acceso a las ayudas en materia de vivienda Dotará de más seguridad a los inspectores y la Administración

Una promoción de viviendas en Mallorca.

El pleno del Parlament aprobó ayer un nuevo Proyecto de Ley para facilitar el acceso a la vivienda e incluye medidas para agilizar y facilitar el acceso de la ciudadanía a las ayudas en materia de vivienda. También tiene como objetivo «sacar a la luz» las viviendas vacías de grandes tenedores. Esta ley permitirá incrementar el control sobre estos, principalmente en los momentos en que se nieguen a cumplir la legalidad. Así, se agiliza la resolución de ayudas y se otorga la posibilidad de ir pagando a medida que se van resolviendo los expedientes.

La tramitación más fácil y flexible de las ayudas para el alquiler elimina la obligación de acreditar el depósito de fianza con carácter permanente. El presupuesto destinado a las ayudas para la vivienda ascienden a los 9 millones de euros. Ya están incorporadas en la convocatoria de 2021 y estará abierta hasta el 15 de noviembre.

Las viviendas vacías de grandes tenedores son el objetivo principal. Esta ley busca poder adquirirlos para gestionarlos. Tendrán la obligación de facilitar a la Administración el acceso a las viviendas y exigirá la entrega de la información completa. Hasta ahora solo era necesaria la colaboración, incumplida en reiteradas ocasiones. En este sentido, se sancionará a los que no dejen entrar a los inspectores. Estos podrán requerir la colaboración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado cuando se nieguen a identificarse, obstruir el trabajo, agresión o amenaza. También pretende luchar contra un hecho habitual entre los grandes tenedores: no comunicar los cambios en la titularidad. De esta forma, se podrá facilitar los procedimientos de expropiación obligatoria de los pisos vacíos.

El conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí, destacó en el Pleno de ayer que, más allá de las medidas contempladas, el principal objetivo es mejorar el acceso de toda la ciudadanía a una vivienda «frente al modelo de la especulación que solo enriquece a unos pocos y daña a muchos por un modelo que entiende la vivienda como bien social y no como bien de mercado». Marí apostilló que esta ley incluye «medidas pioneras» en todo el Estado, sobre todo en el incremento del parque de viviendas.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, aprovechó su intervención para declarar que Balears necesita «como el aire para respirar» una ley estatal que le otorgue capacidad normativa para incidir «de lleno» en los precios de mercado de la vivienda.

PP, Vox, Cs, El Pi y el Grupo Mixto lamentaron que ninguna de sus propuestas fuera incluida en el texto final.

Compartir el artículo

stats