Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encuentro de culturas entre padres y alumnos en Son Canals

El programa europeo Erasmus+ congregó a 35 migrantes de todo el mundo en el colegio para intercambiar experiencias con estudiantes en situaciones similares afincados en Mallorca

7

Encuentro de culturas entre padres y alumnos en Son Canals Guillem Bosch

El CEIP Son Canals sirvió ayer como punto de encuentro de 35 personas migrantes procedentes de distintos países europeos. El grupo se congregó en el colegio para conocer a los alumnos que estudian catalán en la escuela de adultos CEPA Son Canals, también migrantes, afincados en Mallorca.

El encuentro entre ambos grupos se produjo en el marco del proyecto europeo Erasmus+ ‘First-Generation, Second Chance’, dirigido a personas desplazadas de sus países natales. Todos los asistentes formaban parte del programa, que incluía este encuentro para compartir experiencias entre alumnos que viven situaciones similares en distintos lugares del mundo.

La coordinadora de proyectos Erasmus+, Magdalena Balle, explica que el CEPA Son Canals funciona como un centro piloto en este programa europeo. Cada vez que la escuela lleva a cabo una iniciativa, se traslada automáticamente a instituciones similares en varios países europeos, por lo que las actividades que comienzan en Mallorca se acaban reproduciendo en regiones como Italia, Malta, Alemania o Grecia.

La primera fase del proyecto se realizó con mujeres migrantes. El objetivo era que salieran del entorno doméstico y fueran a la escuela a socializar y aprender. Para incentivarlas a salir de sus hogares, se les ofreció actividades como realizar talleres de costura o cultivar un huerto urbano. La iniciativa empezó en el CEPA Son Canals, con vecinas del barrio, y se trasladó a los países europeos que participan en el programa Erasmus+.

El resultado fue satisfactorio, asegura Balle, por lo que el programa se alargó en una segunda fase, esta vez centrada en la formación de padres migrantes para combatir el abandono escolar. Así, en el marco de esta iniciativa, 35 padres y madres procedentes de cinco países europeos se congregaron ayer en el CEIP Son Canals.

El CEPA Son Canals funciona como centro piloto en el programa Erasmus+ para realizar actividades sociales

decoration

Todos tienen un pasado marcado por haber tenido que dejar su lugar de residencia debido a diferentes motivos. Por ejemplo, Esmail Dehghan nació en Irán, pero ahora vive en Eslovenia en condición de refugiado político. Tiene seis hijos, todos en edad escolar, y está haciendo un doctorado en Filosofía. Sobre el programa Erasmus+, Esmail agradece conocer a otras personas en su misma situación, y asegura que le ha ayudado a socializar con sus iguales.

Dulce Victoria, por su parte, emigró desde Filipinas a Malta, donde trabaja en una agencia de marketing. Sobre Mallorca solo tiene buenas palabras, y asegura que volverá. Bruna Beu L, en cambio, tiene claro que no quiere regresar a su país natal, Albania. Ahora, su vida está en Italia, donde es madre de dos hijos y trabaja en el sector de la agricultura.

Esmail, Dulce y Bruna han pasado esta semana en Mallorca como parte del programa Erasmus+. En la isla realizarán todo tipo de actividades sociales y culturales, como la visita al CEIP Son Canals. Allí, junto al resto de sus compañeros, hicieron un recorrido por el colegio y disfrutaron de un concierto de violín y un coro que ofrecieron los alumnos de cuarto de Primaria del centro.

También intercambiaron experiencias con los alumnos migrantes del CEPA Son Canals, que ahora cursan una formación para obtener la nacionalidad española. Gracias a las actividades de integración social que lleva a cabo, es la única escuela mallorquina para adultos que ha aumentado el número de matrículas este año, según Balle. Y es que, para los alumnos es alentador saber que no están solos, y que miles de personas en el mundo emigran cada día buscando un futuro mejor.

Compartir el artículo

stats