Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La central de Son Reus deberá reducir las emisiones contaminantes

Tendrá que cumplir con condicionantes más estrictos para evitar «efectos nocivos para la salud humana»

La central, situada en Palma. | GOVERN

La Central de Ciclo Combinado de Son Reus, ubicada en Palma y propiedad de Endesa, tendrá que cumplir con condicionantes ambientales más estrictos gracias a un recurso interpuesto por el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA), tal y como ha resuelto la Comisión de Medio Ambiente de Balears. La decisión tiene especial relevancia porque incide directamente en los niveles máximos de óxido de nitrógeno (NOx) que la central podrá emitir a la atmósfera. Este tipo de gases provocan «efectos altamente nocivos para la salud humana y el medio ambiente».

El IIDMA interpuso un recurso de reposición en el que pedía la modificación de los Valores Límite de Emisión (VLE) con el fin de que se aplicasen los valores correctos y más estrictos previstos en la normativa europea. Finalmente, y a pesar de las alegaciones presentadas por Endesa, la Comisión de Medio Ambiente de las Balears ha estimado el recurso del Instituto y ha ordenado la modificación del contenido del acuerdo, rebajando los VLE de óxido de nitrógeno.

Desde el IIDMA aseguran que importantes fuentes de contaminación atmosférica, como son las centrales de ciclo combinado, «deben operar con un permiso que esté en línea con lo exigido por la legislación medioambiental vigente» porque se trata de una «cuestión de especial relevancia dado el difícil contexto de emergencia climática y ambiental en el que nos encontramos».

Compartir el artículo

stats