Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

Son Espases acelera las altas y deriva a la Sang para aligerar las Urgencias

El servicio del hospital de referencia amaneció con 50 pacientes diagnosticados esperando una cama para subir a planta - La situación de colapso obligó a los facultativos a instalar a pacientes no contagiados en el área de infecciosas

Son Espases da altas y deriva pacientes a La Sang para aligerar el colapso de Urgencias Diario de Mallorca

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Son Espases da altas y deriva pacientes a La Sang para aligerar el colapso de Urgencias Iñaki Olaizola

Son Espases tuvo que derivar pacientes al hospital General durante el mediodía de ayer y acelerar las altas médicas con objeto de liberar camas en las que poder acoger a los 31 pacientes que aún las aguardaban en unas Urgencias desbordadas desde primera hora de la mañana, cuando amanecieron con no menos de 50 pacientes diagnosticados esperando cama para ser hospitalizados. Y veinte de ellos la aguardaban desde hacía al menos 24 horas, según denunciaron facultativos del sindicato médico.

Fuentes oficiales del centro de referencia detallaron que en total se derivaron a siete pacientes al hospital General, cuatro de ellos desde el mismo servicio de Urgencias y tres que se encontraban ya hospitalizados en planta.

Las citadas fuentes confiaron en que la situación mejorara a partir del próximo mes de noviembre cuando está previsto que se complete la incorporación en sus respectivas plazas de las 479 enfermeras que la obtuvieron en el último concurso oposición realizado para esta categoría profesional. 

Estos «refuerzos» permitirían abrir la planta hospitalaria, y sus camas, que hoy permanecía cerrada por la falta de estas profesionales para atenderlas, tal y como denunciaron los médicos de Urgencias.

«Como era de prever, la situación actual es caótica. Con todas las áreas abarrotadas de pacientes, ya solo nos queda la zona para pacientes covid donde nos hemos visto obligados a colocar a usuarios pendientes de ingreso sin el diagnóstico infeccioso», explicaban fuentes sindicales a lo largo del día.

«La situación», abundaron las citadas fuentes, «nos recuerda a la acumulación habitual de pacientes en la sala de observación de Son Dureta solo que once años después», lamentaron.

Testimonios «Me parece aberrante llevar así un día aquí»

«Llevo aquí, en la camilla, desde ayer, he pasado toda la noche en ella y ya necesito una habitación porque aquí me encuentro muy incómodo. El baño está muy lejos y la verdad es que no me va bien. El personal se está portando de una forma maravillosa, me están tratando muy bien, pero la situación empieza a ser insoportable», relataba un paciente de mediana edad instalado en su camilla.

«No me parece normal que llevemos aquí más de un día en estas condiciones. Estamos todos esperando el ingreso sin nuestros enseres personales, con las visitas restringidas y un baño público para todos. Me parece aberrante esta situación» , lamentaba otra joven.

Compartir el artículo

stats