Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abren en Son Tous un centro para migrantes ante la oleada de pateras en Baleares

Llegan las primeras tiendas de campaña a las instalaciones de Palma, que se estrenaron ayer con los recién llegados - Argelia abre su frontera por primera vez después de la pandemia y Baleares devolverá por lo menos a 40 personas

Son Tous se convierte en un campamento para acoger a los migrantes argelinos llegados en patera a Mallorca B. Ramon

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Son Tous se convierte en un campamento para acoger a los migrantes argelinos llegados en patera a Mallorca Irene R. Aguado

Palma acoge desde ayer a migrantes irregulares en el antiguo acuartelamiento de Son Tous, según confirmó la delegada del Gobierno, Aina Calvo. En total, este espacio custodia ahora a 61 migrantes, que llegaron alrededor de las ocho y media de la tarde. Podrán permanecer hasta 72 horas desde su interceptación; después, se les iniciará un expediente de devolución, como marca el protocolo.

Estas instalaciones tienen carácter provisional y se emplearán hasta que se cuente con unas definitivas. La idea es que el emplazamiento se utilice excepcionalmente como ampliación de las dependencias policiales, en caso de que lleguen muchos migrantes en pocas horas y no sea posible atenderlos a todos en las instalaciones habituales, según explicó ayer la Policía Nacional.

La situación llega después de que este mismo año se hayan producido episodios como el de los migrantes hacinados pasando la noche en el aparcamiento de la comisaría de s’Escorxador por falta de espacio.

Así, ante la masiva afluencia de migrantes en pateras de los últimos meses, se acordó habilitar la explanada del antiguo acuartelamiento de Son Tous para su primera recepción. Hace aproximadamente un mes que se trabaja en el lugar para adecuarlo. De hecho, varias dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía se trasladaron hace unas semanas desde la Península a Palma para agilizar la instalación.

En las últimas horas, con la llegada de más de 350 migrantes, se han finiquitado los últimos preparativos para recibir a parte de ellos.

Así, por la urgente necesidad de dar una solución a las personas que llegan a Baleares siguiendo la ruta de Argelia, se ha decidido dar una solución provisional mediante tiendas de campaña. Voluntarios de la Cruz Roja, por su parte, están en el lugar suministrando ayuda humanitaria y sanitaria.

Igualmente, el centro está pendiente desde hace semanas de arreglar la conexión eléctrica, por lo que se tuvo que poner un generador eléctrico de emergencia para poner en marcha el campamento cuanto antes.

8

Preparan el cuartel de Son Tous para acoger a los centenares de migrantes llegados a Baleares B. Ramon

41 migrantes de vuelta

Por otro lado, al menos otros 41 migrantes recién llegados en la última oleada de pateras serán devueltos a su país de origen, ya que Argelia ha abierto su frontera por primera vez después de la pandemia. Un juzgado de Eivissa les dictó una orden de ingreso en un centro de internamiento en la Península y les incoó un expediente de devolución, un proceso que no ocurría desde hace más de un año al no haber posibilidad de retorno.

Los migrantes están, de momento, arrestados en dependencias de la Policía Nacional. Se prevé que en las próximas horas se les envíe a centros ubicados en la Península, desde donde se les devolverá a Argelia.

La delegada del Gobierno aseguró que no se descarta la posibilidad de que se produzcan más devoluciones en las próximas horas. «No solo se devuelven a los que llegan de Baleares, sino también al resto de personas que han llegado de manera irregular a las costas españolas», recordó Calvo.

En cualquier caso, la responsable explicó que de todos los llegados en patera en los últimos tres días, de momento solo se devuelve a 41 por falta de espacio en los centros de internamiento, instalaciones en las que tienen que ser custodiados como paso previo antes de volver a su país de origen.

Aún así, Calvo aseguró que el objetivo es «trabajar para que los que llegan puedan ser devueltos» y trató de transmitir un mensaje de tranquilidad explicando que los cuerpos y fuerzas de seguridad «están gestionando esta situación de la mejor forma posible» y trabajan para que los recién llegados «sean atendidos lo mejor posible».

Por su parte, el portavoz de El Pi-Proposta per les Illes en el Parlament balear, Josep Melià, reclamó al Gobierno que tome medidas para controlar «la llegada masiva de pateras». «Ya hace tiempo que somos una vía de entrada de inmigrantes ilegales en las islas, hay un descontrol absoluto por parte del Gobierno con relación a esta situación», denunció el diputado.

La coordinadora autonómica de Ciudadanos Baleares, Patricia Guasp, dijo en este sentido que urge una política «común, coordinada, humana, solidaria y responsable» ante la migración en las islas «para no ceder espacios al populismo y a la ultraderecha».

En cambio, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ante esta situación aseguró que «no hay ninguna preocupación extraordinaria sino un trabajo ordinario en el fenómeno de la migración».

Compartir el artículo

stats